Cómo Resolver los Conflictos en 6 Pasos Sencillos

View this post in other languages: English, Português

Bienestar, Well Being

Cómo Resolver los Conflictos en 6 Pasos Sencillos

By Eric Faria

Estos son los pasos que pueden marcar avances en su vida y relaciones:

Fuente – ¿De dónde surge el conflicto? ¿Cuál es el antecedente de la situación?
Una ilustración simple: usted ha estado lavando los platos durante la semana pasada, mientras que su pareja no ha ayudado, ni siquiera una vez. Comienza a sentirse aprovechado, y ya no quiere lavar los platos si no dividen esta labor entre los dos de manera uniforme.

Hora y lugar: ¿Cuándo es el mejor momento para poder conversar sobre este tema? ¿Cuál es un lugar neutral donde usted y la otra parte pueden tener una reunión?
Tenga cuidado: Hablar después del trabajo, antes de acostarse o cuando está de vacaciones (especialmente si el conflicto involucra a su pareja, un familiar o pariente) no es un buen momento. Tenga en cuenta que los espacios públicos también pueden ser problemáticos, especialmente si están muy llenos.
El tiempo y lugar son extremadamente importantes para resolver un conflicto. Tómelos en cuenta cuidadosamente, de lo contrario, se sentirá frustrado y el conflicto seguirá ahí.

Enfoque amistoso: Comience la conversación diciendo algo positivo sobre la otra persona. Manténgalo simple y veraz. Eso significa que, en lugar de decir “tú eres una buena persona”, debe ser lo más específico posible. Por ejemplo: “Realmente aprecio que hayas llamado a mi madre para desearle un feliz cumpleaños la semana pasada”. A todos les encanta sentirse vistos, escuchados y valorados. Usted quiere la atención positiva de la otra persona, y no que esté a la defensiva.

Comportamiento: Aquí se identifica el comportamiento que está causando el conflicto.
Lo que los seres humanos tienden a hacer en situaciones de conflicto es amontonar todas las acciones pasadas que la otra persona hizo y que molestaron o causaron estrés en un momento dado. ¡Ahora no es el momento para eso! Debe identificar y apuntar a sólo una actitud que ha causado el conflicto del que está allí para hablar. No mencione algo que sucedió hace varios meses ni el año pasado, y definitivamente no algo de hace una década. Esas son conversaciones totalmente diferentes.

Emoción: Aquí es donde le explica a la otra persona cómo le hizo sentir su comportamiento. La mayoría de las veces, no nos detenemos para evaluar completamente cómo nos impactó la persona con la que estamos en conflicto. Hablando desde el “Yo”, este es el momento de expresar exactamente cuál fue el efecto en usted, como “Me sentí frustrado”, “Me sentí menospreciado”, “Me sentí herido”. La otra persona probablemente se sorprenderá porque generalmente no nos detenemos para examinar el impacto que nuestras acciones o palabras tienen en otro humano.

Expresar sus necesidades: En este paso final, expresará lo que necesita de la otra parte para que avance. Por ejemplo: “Necesito que las tareas de lavado se dividan 50/50 entre nosotros”, o “Necesito que saques al perro afuera una vez al día”.
Sea lo que sea, esta es su oportunidad de llegar a una resolución.

Recuerde que los conflictos son oportunidades. Son una fuente de energía que se pueden utilizar para la innovación, creatividad y transformación. También generan curiosidad: estar dispuestos y ser capaces de escuchar la opinión y el punto de vista de otra persona.

Eric Faria es un especialista en comunicación y sinergia, podcaster, orador y columnista. Produce y presenta el programa de televisión I AM with Eric Faria, disponible en YouTube. El programa también es un podcast en Apple Podcasts y SoundCloud. Para programar su consulta inicial con él, envíe un correo electrónico a eric@ericfaria.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
October 10, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *