Gane o Pierda – Quiero Jugar

View this post in other languages: English, Português

Sports

Gane o Pierda – Quiero Jugar

By Estela Camacho

Uno de los muchos desafíos en los deportes juveniles es el tiempo de juego. La distribución de una buena cantidad de tiempo de juego es y siempre será a discreción del entrenador. Tener grandes listas llenas de participantes es el sueño de cualquier entrenador hecho realidad y les da una buena cantidad de jugadores clave para elegir para los diferentes puestos que pueden ser asignados. Sin importar la tentación de jugar solo con atletas específicos, esto no debe interferir con la misión de la organización o liga; que es ofrecer una experiencia positiva para todos los jugadores, y no solo jugadores clave. Los entrenadores deberían reconocer que algunos, si no todos los participantes registrados, pueden no tener las habilidades necesarias o que sus habilidades limitadas pueden evitar que un equipo gane muchos juegos. Entonces, los que se benefician del tiempo de juego deben ser los atletas que se ganaron su tiempo en el campo o en el tapete. Desafortunadamente, la falta de tiempo de juego es muy común y es importante que el entrenador haga todos los esfuerzos posibles para dar a cada atleta la oportunidad de jugar. Si bien jugar con todos los jugadores clave puede garantizar una victoria, ciertamente no lo convierte en un gran entrenador. Él o ella debe demostrar sus habilidades de líder al equilibrar a todos los jugadores del equipo. Debemos tomar en cuenta que los padres no inscriben a sus hijos para formar parte de un equipo ganador, sino para formar parte de un equipo.

El tiempo de juego brinda a los atletas las experiencias necesarias para utilizar las habilidades que aprenden y enfrentar adversidades para ganar o perder. Los entrenadores que limitan el tiempo de juego a los participantes les quitan oportunidades a los niños y son un pobre reflejo de sus habilidades como entrenadores. Si uno quiere elegir a los atletas que garantizan una victoria, entonces que haga que su programa sea un deporte de prueba. Pero si los elige y lo inscribe, entonces debe hacerlos jugar. Es así de simple. Los programas deportivos se suponen que toman el dinero de los padres no para que vean a sus hijos en la banca o parados a un lado. Si ese es el caso, cambien su programa para reflejar la posición en el campo. No está bien destruir el amor de un niño a un deporte, sin importar su nivel de habilidad.

A menudo escuchamos que todo es por los niños. Lo decimos, pero ¿nos adherimos a esos principios? Hacer evaluaciones es una forma de clasificar el talento, niveles de habilidad y posibles resultados. Habrá mucho tiempo para formar un equipo en el nivel secundario y si los padres quieren que su hijo esté en un equipo competitivo y ganador, entonces elegirían un programa de AAU, un equipo ALL Star, un club, etc., entienden mi punto. No todos los entrenadores voluntarios saben cómo manejar mejor a un grupo de individuos. Las organizaciones entrenan a sus entrenadores y discuten el tiempo de juego para sus jugadores. Los padres deben preguntar cuál es la política de la organización o de la liga cuando se trata de la participación de sus hijos en un deporte. Deben saber cuáles son las expectativas del equipo en las prácticas, etc. No todos los niños comienzan la temporada con la misma habilidad, pero la expectativa es que los niños trabajarán para mejorar durante el año y ganarán más tiempo de juego a medida que progresen. Al igual que hay entrenadores malos, hay niños malos que exigen y esperan ser la estrella del espectáculo, pero deben hacer el esfuerzo de mostrarle al entrenador que merecen más tiempo de juego. Dicho esto, los padres no deben decirle al entrenador qué posición debe tener su hijo, sino preguntar qué pueden hacer para ayudar a su hijo a convertirse en una parte más integral del equipo. Dejen que el entrenador haga el entrenamiento y deje que la organización mantenga a los entrenadores alineados con las reglas y regulaciones en los deportes juveniles. La Organización Juvenil Atlética Danbury, DAYO, continúa trabajando con todos los entrenadores para ofrecer su niño las habilidades de calidad deportiva y tiempo de juego necesario para que aprenda y tenga una experiencia placentera. Si fallamos en reconocer y no hacemos jugar a su hijo, seguramente se sentirán decepcionados y no regresarán.

Este artículo fue escrito por Estela Camacho, secretaria de la Organización Juvenil Atlética Danbury (DAYO). Para más información, visite www.dayosports.com, o comuníquese con Estela al 203-530-2457 o Bestelacamacho@sbcglobal.net.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
March 22, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *