Pueden Aplicarse Términos y Condiciones

View This Post In English, Portuguese

SEA INTELIGENTE/PASE LA VOZ

Pueden Aplicarse Términos y Condiciones

By Catherine Blinder

La semana pasada, mientras caminaba por una calle concurrida, fui casi golpeada por una joven que hizo un giro de noventa grados mientras miraba su teléfono. En lugar de ignorarme y seguir caminando, que es lo que usualmente sucede cuando uno es víctima de “distracción de texto”, ella levantó la mirada y dijo sonriendo: “¡Lo siento mucho! ¡Acabo de ver un Rattata detrás de ese polo! ”

Por suerte, sabía que ella estaba jugando, como muchos otros estos días, Pokémon GO.

Lanzado el 5 de julio, se hizo muy popular rápidamente. Es altamente participativo, es gratis, es multi-generacional, hace que uno salga, y tiene un sentido de aventura. Ya cuenta con más usuarios diarios que Twitter. Es una idea totalmente nueva del juego, y según todas las opiniones, es divertido para jugar.

Por desgracia, cuando la gente comienza a caminar jugando, con los ojos pegados a sus dispositivos y están, por lo menos en ese momento, en otro universo, terminan cayéndose por acantilados, invadiendo propiedad privada y edificios públicos cerrados, o están tan distraídos que llegan a ser fácil presa de los ladrones. Ya hubo ya varios casos de accidentes de tráfico graves causados por conductores tratando de atrapar a un Dragonite o Geodude ¡vistos en medio de la calle!

Hay otro grave peligro al que los jugadores se exponen cuando aceptan los “términos y condiciones” para poder jugar el juego: exponen sus datos en línea. La aplicación permite a la compañía tener acceso a su cuenta de Google, incluyendo su correo, archivos, documentos y contactos. La única otra manera de acceder al juego es utilizar el sitio PokémonGo.com, pero ellos suspendieron todos los registros nuevos debido a la popularidad sin precedentes.

¿Por Qué Debemos Leer las Condiciones del Servicio?

Leer los términos y condiciones, o términos de servicio, en cada aplicación que se descarga es una tarea tediosa. La mayoría de las personas no tienen el tiempo o la paciencia para leer cada palabra de los muchos términos y condiciones al que hacemos clic de forma rutinaria y sin pensar en nuestros teléfonos y ordenadores.

Y al firmar, usted está obligado legalmente.

En los términos de servicio del juego, Niantic (el desarrollador de software) establece explícitamente que usted debe “…estar consciente de su entorno y jugar con seguridad. Usted acepta que el uso de la aplicación y el jugarlo es bajo su propio riesgo, y es su responsabilidad asumir dicho cuidado, responsabilidad, peligro, daños personales, médicos, de vida, y otras pólizas de seguro como considere razonablemente necesarios para cualquier lesión que pueda incurrir durante el uso de los servicios“. (¡La sugerencia de que debemos usar una póliza de seguro personal debería ser una advertencia!)

Los usuarios renuncian su derecho a un juicio con jurado y cualquier acción legal en contra del desarrollador, a menos que soliciten expresamente su desacuerdo.

Si juega Pokémon GO, dentro de los treinta (30) días luego de descargarlo, deberá enviar un correo electrónico a termsofservice@nianticlabs.com con el asunto “Arbitration Opt-out Notice” donde indica específicamente que desea mantener el derecho a litigar cualquier disputa con Niantic, Nintendo, y cualquier otra parte relacionada a Pokémon GO.

Como alternativa, puede escribir físicamente al desarrollador del juego a 2 Bryant St., Ste. 220, San Francisco, CA 94105.

Está claro que esta nueva aplicación virtual puede resultar en peligros reales, así que tómense el tiempo para asegurarse de que tengan tanta protección legal como sea posible al registrarse.

No Sólo Pokémon GO

Ya se trate de un contrato de telefonía celular, un contrato de arrendamiento de un apartamento, un nuevo contrato de compra de automóviles, una solicitud de tarjeta de crédito, cuenta de Facebook, o para comprar o vender en eBay, nosotros hacemos clic o en los términos de servicio, o “acuerdos de usuario” docenas de veces al año. Rara vez leemos todo a fondo, o si lo hacemos, no entendemos las implicaciones. Al hacer compras importantes o aceptar cualquier tipo de contrato de uso, lea los términos y condiciones cuidadosamente antes de firmar o hacer clic. Su diligencia podría valer la pena al final.

Y como siempre, hable con sus amigos y familiares, ¡y pase la voz!

 

Este artículo fue escrito por Catherine Blinderdirectora de educación y divulgación del Departamento de Protección al Consumidor del Estado de Connecticut. Para saber más sobre cómo el Departamento de Protección al Consumidor puede ayudarle, visítenos en línea en www.ct.gov/dcp. 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
August 27, 2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *