Entérese: Estafas de Autoayuda

Ver esta noticia en: English, Português

SEA INTELIGENTE/PASE LA VOZ

Entérese: Estafas de Autoayuda

By Catherine Blinder | Tradução: Jamal Fox

A medida que el viejo año termina, y llega uno nuevo, muchos de nosotros lo vemos como una oportunidad mejorar nuestra situación financiera o personal. Las resoluciones de Año Nuevo son fáciles de prometer ¡pero no siempre tan fáciles de lograr!

Podemos inspirarnos en publicidades, sitios web, libros de autoayuda y revistas, pero es importante considerar algunas cosas antes de comprar o inscribirse a programas o productos que prometen a un “nuevo usted”.

Si bien no todos los sitios de autoayuda son estafas, es importante saber distinguir entre un sitio que quiere ayudarle a mejorar y un sitio que quiere venderle algo. Aquí tenemos algunos consejos sobre cómo distinguir entre sitios reales de autoayuda y sitios fraudulentos.

No todo en Internet es cierto. A medida que navega por diferentes sitios web, tenga en cuenta que el hecho de encontrar información en Internet no significa que sea cierto. La información que usted encuentra en una página web probablemente fue creada con el único propósito de venderle un producto. Es un argumento de ventas. Los sitios web más útiles serán aquellos que ofrecen un montón de artículos adicionales e información relacionada que usted pueda ver.

Cuídese de sitios web que parecen ser útiles, pero que sólo le presionan a comprar más productos. Aunque los mejores sitios web son aquellos que ofrecen artículos adicionales e información, asegúrese de que esta información no le presione a comprar más productos en una plataforma diferente.

Cuidado con los “estrategas del miedo”. No deje que los sitios web le asusten pensando que debe comprar su producto. Ellos usan tácticas de miedo para asustar y obligarle a comprar su producto, así como ganar su confianza. ¡No caiga víctima de estos abusones!

Los sitios pueden hacerle preguntas que aplican a casi todos. Cuando los sitios web quieren que usted compre un producto, le harán preguntas como “¿Alguna vez se ha enojado con la gente?” O “¿Alguna vez has dicho algo y acaba de salir mal?” Casi todo el mundo se ha enojado o ha dicho algo que no quiso decir. Hacer preguntas como estas es algo que los vendedores usan para que usted piense que hay algo mal con usted mismo y que su producto podría arreglar.

Tenga cuidado con los sitios web que utilizan historias inspiradoras o lenguaje emocional para vender su producto. Si un sitio web tiene historias o testimonios que parecen demasiado buenos para ser verdad, probablemente lo son. Podrían decir algo como “drogadicto sin empleo da un giro a su vida y hace 3 millones de dólares en 3 días gracias a nuestra técnica”. No se deje engañar, este es un tipo de publicidad falsa. Las empresas también pueden usar palabras que están destinadas a jugar a sus emociones, como “imagínese…” o “piense en lo orgulloso que estará si…” Estas palabras y frases se suponen que le harán cometer una compra emocional.

No se deje engañar, estos sitios y sus productos no transformarán su vida. Muchos sitios web pretenden venderle un producto que cambiará su vida. No caiga en este tipo de publicidad falsa.

Los sitios web pueden decir ser la única solución a un problema. Muchos anunciantes afirman que tienen el producto que es la única solución a un problema común, cuando en realidad la mayoría de estos problemas tienen muchas soluciones diferentes

No ceda a la presión de límite de tiempo. Muchos vendedores dirán algo como “¡Llámenos ahora o esta increíble oferta desaparecerá!” Esta es una técnica de presión que pretende hacer que actúe rápidamente antes de pensar o investigar el producto a más detalle.

A medida que llega Año Nuevo, siempre es bueno intentar hacer mejoras en su vida. Pero no se deje engañar comprando productos innecesarios e inútiles en el camino. ¡Sea inteligente y pase la voz!

Este artículo fue escrito por Catherine Blinder, directora de educación y divulgación del Departamento de Protección al Consumidor del Estado de Connecticut. Para más información sobre cómo el Departamento de Protección al Consumidor puede ayudarle, visítenos en línea en www.ct.gov/dcp.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
December 24, 2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *