Vigilancia Estatal: Escuelas Mantienen Demasiados Estudiantes en Casa sin Aprobación Médica

View this post in other languages: English, Português

News, Salud

Vigilancia Estatal: Escuelas Mantienen Demasiados Estudiantes en Casa sin Aprobación Médica

By Jacqueline Rabe Thomas | CTMirror.org

Una investigación de una agencia de vigilancia estatal descubrió que “un gran número” de niños abandonaron la escuela pública por razones médicas o de salud mental, pero solo dos tercios de las ausencias son autorizadas por el proveedor de atención médica del alumno, como estipulan las regulaciones estatales.

Calificando los hallazgos de su equipo como “preocupantes”, Sarah Eagan, defensora de la niñez del estado, informó en un reporte de 18 páginas publicado a principios de este mes, que muchos niños pasan más tiempo en el hogar por razones no médicas, incluyendo la intimidación o falta de servicios para discapacidad médica. Los estudiantes en el programa Homebound Instruction sólo recibían de cinco a diez horas de tutoría por semana.

Eagan cuestionó si los distritos están cumpliendo con las leyes federales de educación especial que requieren que los estudiantes reciban una educación en un “entorno apropiado menos restrictivo”.

La oficina de Eagan comenzó a plantear inquietudes sobre la supervisión estatal de los niños en “instrucción en casa” después de investigar el historial educativo y médico del homicida Adam Lanza luego de la masacre en la escuela Sandy Hook en 2012. Lanza había recibido un año de instrucción en casa.

En los 17 distritos escolares inspeccionados, alrededor de 550 estudiantes recibían instrucción en el hogar cada año durante los años escolares 2013-14 y 2014-15. No está claro qué porcentaje de estudiantes representa.

“Las regulaciones estatales estipulan que Homebound Instruction solo puede utilizarse como una colocación educativa cuando no existe otra ubicación educativa adecuada debido a un impedimento médico o de salud mental”, escribió Eagan.

Solo la mitad de los que dejaron la escuela para recibir instrucción en casa fueron considerados como elegibles para recibir educación especial y apoyos adicionales que se supone deben seguir para garantizar que los estudiantes tengan una experiencia educativa exitosa. Algunos de los niños que no fueron identificados para recibir educación especial pero que fueron enviados a su hogar para recibir tutoría fueron por cosas como autismo, ansiedad y discapacidad intelectual.

En una declaración, la jefa de gabinete del comisionado de educación estatal agradeció a la defensor de la niñez por llamar la atención sobre el asunto.

“Los estudiantes que requieren instrucción en casa debido a razones médicas tienen derecho a continuar su educación en la mayor medida posible. Continuaremos colaborando con OCA para garantizar que los estudiantes que no pueden salir de casa reciban el apoyo con la instrucción y servicios adecuados hasta que regresen al entorno escolar”, dijo Laura Stefon.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
November 24, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *