Suben los Casos de Tuberculosis en Connecticut, Primer Aumento Nacional en 23 años

Ver esta noticia en: English, Português

Cover, Salud

Suben los Casos de Tuberculosis en Connecticut, Primer Aumento Nacional en 23 años

By Jenifer Frank | C-HIT – CTMirror | Traducción: Jamal Fox

Los casos reportados de tuberculosis subieron un 17 por ciento en Connecticut entre 2014 y 2015, reflejando una tendencia nacional y global e incitando a los funcionarios federales a pedir a los proveedores de atención primaria a estar alertas para recibir a pacientes en riesgo. El Departamento de Salud Pública del estado dijo que 70 personas, en 29 ciudades, fueron diagnosticadas con tuberculosis activa, la forma contagiosa de la enfermedad, en 2015, comparado con 60 del año anterior. Casi el 80 por ciento de los pacientes de Connecticut eran extranjeros, muchos de países asiáticos.

A nivel nacional, los casos de tuberculosis llegaron a 9.563 el año pasado, un aumento de 157 comparado con 2014. Fue el primer salto en los casos después de más de dos décadas de descensos anuales, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC en inglés). Nueva Inglaterra tuvo uno de los mayores aumentos regionales, según cifras federales, con 330 casos reportados, un aumento de 7.5 por ciento.

Connecticut y los funcionarios nacionales de salud no están claros sobre las causas de la subida e indicaron que se necesitan más estudios. Las cepas resistentes a los fármacos se han convertido en un desafío, pero esto es mayormente un problema actual en el extranjero, dijeron. Casi dos tercios de los casos a nivel nacional en 2015 eran de extranjeros nacidos afuera, dijo el CDC.

La Dra. Lynn Sosa, sub-jefe epidemióloga del DPH y jefe de su programa de control de tuberculosis, dijo que la mayoría de los residentes nacidos en el extranjero han estado en Connecticut por años, lo que indica que pueden haber tenido una forma latente de la enfermedad. “La mayoría no llegó aquí el año pasado”, dijo.

Sosa fue rápida al indicar que quiere ver las cifras del 2016 antes de considerarlo como una tendencia, en vez de un punto alto de un año. “¿Es algo que no hemos visto antes? No lo sé,” dijo.

El Dr. James Mazo, director médico para la salud ocupacional del hospital y el centro médico de St. Francis en Hartford, dijo que la tuberculosis es “una enfermedad que tendemos considerar casi inexistente. Pero aún está latente.”

El Hospital Yale New Haven siempre atiende entre cinco a 15 pacientes con tuberculosis activa por año, dijo el Dr. Richard A. Martinello, director médico de prevención de infecciones. Funcionarios de otros hospitales de Connecticut dicen que tratan números similares.

Durante muchos años, la tuberculosis fue la principal causa de muerte en los Estados Unidos por bacterias aerotransportadas. Afecta con más frecuencia a los pulmones, pero puede afectar a cualquier parte del cuerpo.

Aunque su número se ha reducido drásticamente desde mediados del siglo XX con el advenimiento de las terapias con múltiples fármacos, la TB resurgió con la epidemia del VIH/SIDA, que causó una nueva oleada de huéspedes con sistemas inmunológicos débiles.

La mayoría de los pacientes de TB en los Estados Unidos nacieron en México, Filipinas, India, Vietnam y China. En Connecticut, los tres países de origen con cinco o más casos en 2015 fueron India, Filipinas y Ecuador, indicó el DPH.
El Defensor de Stamford informó en febrero que 31 personas fueron examinadas después de estar en contacto con alguien con TB activa en la secundaria de Westhill. El Dr. Henry Yoon, asesor médico del departamento de salud de Stamford, dijo que no sabía que alguien revisado haya contraído la enfermedad.

El doctor Michael Parry, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital Stamford, dijo que muchos de los ocho a diez pacientes que el hospital recibe por año provienen de Centroamérica y el Caribe, así como de la India. Estos pacientes fueron “infectados durante su infancia, inmigran aquí, y durante su edad adulta la TB se reactiva”, dijo. “Aparece y luego escapa del control del sistema inmunológico.”

Él comparó la tuberculosis latente con culebrilla, una condición mucho más común causada por la reactivación del virus que causa la varicela.

Los síntomas típicos de la tuberculosis activa incluyen tos persistente, fiebre, escalofríos y pérdida involuntaria de peso. Las personas con tuberculosis latente (la Organización Mundial de Salud y CDC estiman que este grupo representa un tercio de la población mundial) no muestran síntomas de la enfermedad, y no son contagiosas.

Desde que se anunció el aumento, el CDC ha intensificado sus esfuerzos de prevención, enfocados en personas con un alto riesgo de infección latente, casi 13 millones de personas, o alrededor del 4 por ciento de la población de los EE.UU. Sin tratamiento, uno de cada 10 de ellos desarrollará tuberculosis activa, dijo la agencia.

Además de las personas de países con una alta prevalencia de la enfermedad, que comprende gran parte del mundo en desarrollo, los pacientes con VIH u otras personas con sistemas inmunológicos debilitados son considerados de alto riesgo, al igual que las personas que viven o han vivido en ciertos contextos congregados, como refugios y centros de atención a largo plazo.

Por primera vez, el CDC indica que el sistema de salud pública ya no es el único actor crucial en la prevención.

“Necesitamos la ayuda [de proveedores de atención primaria] para alentar a los pacientes en riesgo a hacerse la prueba, y si es necesario, iniciar y completar el tratamiento”, dijo Philip LoBue, director de la División de Eliminación de Tuberculosis del CDC, en un Declaración en septiembre.

Los expertos en salud afirman que es más fácil y mucho menos costoso tratar la TB latente que la tuberculosis activa. El tratamiento de la TB activa puede tardar de seis a nueve meses, si no hay complicaciones, y es extremadamente intensivo, lo que requiere que el personal médico supervise que los pacientes tomen cada dosis de medicamento.

Además de “suplir” a los proveedores de atención primaria y enfatizar el tratamiento de las infecciones latentes, el CDC también está actualizando sus directrices de hace 10 años sobre la prevención de la transmisión a los trabajadores de salud que tratan la tuberculosis o el VIH.

Dos hospitales de Connecticut han reportado haber probado con grandes grupos de empleados luego de haber sido posiblemente expuestos a pacientes contagiosos, según el informe del Centro de Salud de UConn el 2016 sobre enfermedades ocupacionales para la Comisión Estatal de Compensación Laboral.

Cerca de 80 trabajadores del Hospital William W. Backus en Norwich, en 2013 y 2014, tuvieron que ser sometidos a pruebas, dijo Tim Morse, profesor emérito del centro de salud y coautor del informe.

En 2014, el Hospital St. Francis examinó a unos 250 empleados que pudieron haber estado expuestos a dos pacientes con TB.

Ninguno de los empleados de los hospitales contrajo una infección activa o latente, según los médicos de cada institución.

Mazo, director médico de St. Francis para la salud ocupacional, dijo que en el incidente de 2014, “Lamentablemente pasaron tres a cuatro días antes de que [los dos pacientes] pudieran ser diagnosticados, y habían ido a múltiples departamentos… Entonces retrocedimos y avisamos a los colegas” que quizás tuvieron contacto, dijo.

El Dr. Jack Ross, jefe de enfermedades infecciosas de Hartford HealthCare, dijo: “Es importante recordar que la TB se presenta con una miríada de síntomas inespecíficos.

“Dependiendo de la ubicación, las posibles exposiciones a la TB ocurren anualmente en muchos hospitales”, dijo Ross. “Esto es a pesar de las pruebas más rigurosas y los intentos de predecir qué pacientes suponen un riesgo.”

La tuberculosis es uno de los asesinos más antiguos de la humanidad, pues se han encontrado rastros en los huesos y tejidos de las momias egipcias, y sigue siendo una de las enfermedades infecciosas más mortales del mundo.

Para información sobre la tuberculosis y quién debe hacerse la prueba, visite www.cdc.gov/tb/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
December 8, 2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *