Abuso de Drogas y Alcohol: Un problema Creciente para los que Envejecen

View this post in other languages: English, Português

Salud

Abuso de Drogas y Alcohol: Un problema Creciente para los que Envejecen

By StatePoint

El mal uso y abuso de drogas y alcohol entre los ancianos es uno de los problemas de salud de más rápido crecimiento en EE. UU., según la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA), pero a menudo puede confundirse con un comportamiento de envejecimiento normal.

Las estadísticas son alarmantes: Según el Consejo Nacional sobre Alcoholismo y Dependencia de Drogas, Inc., 2,5 millones de adultos mayores tienen un problema de alcohol o drogas; mientras que un informe de SAMHSA indica que el uso de drogas ilícitas, la combinación de drogas con alcohol y el uso no médico de productos farmacéuticos, resulta en un promedio de casi 300 visitas a la sala de emergencias a nivel nacional cada día para mayores de 65 años.

A pesar de estas tendencias inquietantes, el abuso de sustancias entre ancianos a menudo pasa desapercibido y sin tratamiento. Según “The Tough Talk: Envejecimiento de padres y abuso de sustancias”, una nueva encuesta realizada por WellCare Health Plans, Inc., los hijos adultos de padres ancianos saben muy poco sobre las drogas y el alcohol que sus padres consumen, y tres cuartos dicen que es posible que quizás ni siquiera sepan si su padre o madre tuvo un problema de abuso de sustancias, lo que podría confundirse con los comportamientos normales del envejecimiento, como el habla arrastrada, sueño y confusión.

“Aunque los miembros de la familia quizás no se sientan preparados para identificar un problema de abuso, a menudo son los que mejor pueden detectar cambios en comportamientos que podrían indicar si existe uno”, dijo Kevin Middleton, Psy.D., vicepresidente de salud conductual de WellCare. “Dadas las graves consecuencias que el uso excesivo o abuso de drogas y alcohol puede tener en las personas mayores, es importante identificar esos signos y también hacer preguntas que ayudarán a determinar si se necesita o qué tipo de ayuda se necesita”.

El Dr. Middleton aconseja a los que tienen seres queridos mayores estar atentos a las siguientes pautas.

• Los cambios en la vida pueden desencadenar un abuso: jubilación, muerte de un cónyuge o un amigo querido, pérdida de una mascota y otros acontecimientos importantes de la vida son momentos en que es más probable que los ancianos comiencen a abusar de las drogas y el alcohol.

• Señales de un posible problema: Muchas personas mayores esconderán su problema por vergüenza, y aunque el abuso de sustancias puede simular síntomas de otras enfermedades, siempre considere la posibilidad de abuso si hay cambios importantes en los comportamientos, como la pérdida de interés en pasatiempos, actividades o socialización, así como cambios en el apetito y hábitos de sueño. Otras señales a tener en cuenta son la pérdida notable de memoria, el habla arrastrada y la confusión.

• Hacer preguntas es el primer paso: cuando los seres queridos están sobrios y alertas, comienza a hacer preguntas sobre su uso de drogas y alcohol y si creen que tienen algún problema. Hable francamente sobre sus preocupaciones y los riesgos del abuso de sustancias, pero también sea comprensivo con las dificultades con las que están lidiando.

• Busque ayuda: si sospecha que existe un problema de abuso de sustancias, comuníquese con su proveedor de atención médica y analice cuál es la mejor manera de recibir el tratamiento adecuado.

Para más consejos e información sobre el manejo del abuso de sustancias para padres que envejecen, visite el blog de WellCare en tinyurl.com/ycu6e7g2.

Identificar el abuso de sustancias puede ser un desafío, especialmente cuando se trata de personas mayores. Sin embargo, abordar el problema rápidamente es fundamental. Si ha detectado signos de un problema, comience haciendo las preguntas correctas.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
May 3, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *