Elecciones Primarias para Vicegobernador de Connecticut Enfrentan Género, Generación y Raza

View this post in other languages: English, Português

Politica

Elecciones Primarias para Vicegobernador de Connecticut Enfrentan Género, Generación y Raza

By Mark Pazniokas | CTMirror.org

Esta oficina es ridiculizada y vista como un repuesto del gobierno, un trabajo con pocos deberes aparte de estar disponible si el jefe se enferma o empeora. Pero las primarias para vicegobernador en Connecticut están pidiendo a demócratas y republicanos pensar sobre su disponibilidad y atracción para los “milenarios” y minorías en un ciclo electoral decididamente inestable.

“Honestamente, representa un cambio de guardia”, indicó Erin Stewart, alcaldesa republicana de Nueva Inglaterra de 31 años, quien lanzó su campaña a una carrera de tres bandas para la nominación republicana a vicegobernador como una convocatoria de cambio generacional. “Decidirá qué partido está listo para este cambio”.

Su mensaje flaqueó hace dos semanas en la convención republicana, donde ocupó un distante segundo lugar a uno de los miembros más conservadores del Senado estatal, Joe Markley de Southington. Él había estado buscando respaldo durante 14 meses, mientras que Stewart terminó una campaña para gobernadora en la víspera de la convención para postularse a vicegobernadora.
Fue una historia diferente el fin de semana pasado en la convención demócrata. Un deslumbrante 40 por ciento de los delegados rechazaron a la exsecretaria de Estado Susan Bysiewicz, compañera de fórmula elegida por su presunto candidato a la gobernación, Ned Lamont, en favor de una joven mujer de origen puertorriqueño con un flaco currículum político, Eva Bermúdez Zimmerman.

La votación fue menos sobre las calificaciones o diferencias de Zimmerman y Bysiewicz sobre asuntos importantes y más sobre una protesta por la incapacidad de Lamont para cumplir con la expectativa de que encontraría un compañero de fórmula capaz de involucrar a las comunidades negras y latinas. Tal vez el aspecto más notable de la votación de Zimmerman y la reprensión implícita de Lamont fue la rapidez con la que floreció la resistencia.

Las noticias del binomio Lamont-Bysiewicz se filtraron el lunes (21/05) y fueron anunciados el martes (22/05) por la mañana. Zimmerman, que había estado explorando un desafío para secretaria del estado sin mucho éxito, declaró su candidatura a vicegobernadora la noche del miércoles (23/05). El sábado (26/05) por la tarde, Zimmerman se convirtió en un pararrayos para los delegados que deseaban algo más que una formula compuesta por dos rivales anteriores, ambos blancos y de mediana edad.

Ahora, los demócratas deben descubrir exactamente lo que significa esto.

Zimmerman, de 30 años, una organizadora laboral que se crió en Hartford y vive en Newtown donde sirvió en el consejo local antes de perder una carrera a representante estatal en 2016, está decidida en hacer la transición de una embarcación de protesta a ser una candidata creíble y lista para asumir el control del gobierno estatal, si surgiera la ocasión.

En un lapso de 43 años, tres vicegobernadores asumieron el control en Connecticut tras la renuncia de un gobernador: John Dempsey en enero de 1961, cuando Abraham Ribicoff se unió a la administración Kennedy; William A. O’Neill en diciembre de 1980, cuando Ella T. Grasso moría de cáncer; y M. Jodi Rell en julio de 2004, cuando John G. Rowland enfrentó una acusación formal.

Zimmerman, empleada de SEIU, fue asistida por otros activistas sindicales en la convención, pero no puede contar con un respaldo sindical formal en su primaria, dado que Bysiewicz apoya la agenda laboral, incluyendo la protección de la negociación colectiva para empleados públicos y el apoyo a un $15 de salario mínimo.

El sábado (26/05), Zimmerman reconoció de inmediato que estaba en el lugar correcto y momento correcto.

“El tiempo es clave cuando se trata de una campaña, y no negaré la realidad de que el tiempo ha trabajado a mi favor”, dijo Zimmerman. “Pero esto va más allá de mi nombre o lo que sea que represento. Creo que la gente se aferra a los valores y al mensaje del momento. Esa es la realidad”.

Bysiewicz dijo que entiende el apetito por una mayor diversidad en la parte superior de la formula.

Pero señaló que los seis candidatos respaldados por los demócratas para las oficinas constitucionales a nivel estatal incluyen a Shawn Wooden, un afroamericano candidato a tesorero, y William Tong, un candidato a procurador general que sería el primer asiático elegido para ocupar un cargo estatal en Connecticut. El contralor Kevin P. Lembo, quien fue nominado para un tercer mandato, es el primer oficial abiertamente gay en todo el estado.

“Ned y yo estamos comprometidos a construir la administración más diversa que el estado haya visto jamás”, dijo Bysiewicz.

El tumulto en Connecticut se produce cuando analistas y operativos políticos luchan por entender los cambios que han afectado la política estadounidense desde la elección de Donald J. Trump, comenzando con una marcha de mujeres en Washington que parece haber procreado una nueva generación de activistas, algunos turboalimentados por el movimiento Me Too.

Los estudiantes de secundaria tomaron la delantera en el control de armas después del tiroteo masivo en una escuela secundaria en Parkland, Florida, dando energía renovada a un movimiento que ha avanzado poco en el Congreso.

“El año y medio pasado ha cambiado todo”, dijo Roy Occhiogrosso, agente demócrata en Connecticut. “Tuvimos estos cambios sísmicos y se extendieron de formas que aún no comprendemos. Vemos el impacto solo en ciertos candidatos y en ciertas carreras”.

El miércoles (23/05), los demócratas se apresuraron en analizar otro conjunto de resultados primarios inesperados de la noche anterior, que reforzaron la sensación de que los votantes pueden estar buscando candidatos no tradicionales.

En Georgia, la representante estatal Stacey Abrams ganó fácilmente una primaria, preparándola para intentar convertirse este otoño en la primera gobernadora afroamericana de cualquier estado. Una latina gay, Lupe Valdez, ganó una primaria demócrata para la gobernación en Texas. En Kentucky, una ex piloto que buscaba oficina por primera vez, Amy McGrath, sorprendió al alcalde de Lexington en una pugna por el Congreso.

“Me sorprende mucho lo que sucedió ayer en Georgia”, dijo Lori Pelletier, presidenta de AFL-CIO de Connecticut, que buscará el respaldo formal el 22 de junio.

La victoria de Abrams, si es que tiene éxito en noviembre, será seguida de cerca. Su oponente fue una representante blanca del estado que argumentó que el mejor camino para que los demócratas ganaran una oficina del gobernador que detentaba el Partido Republicano era apelar a los votantes blancos y moderados. Abrams hizo una apuesta diferente, insistiendo en que podría expandir la base.

Como informó Político, “Ella está buscando registrarse e involucrar a más votantes negros, que tuvieron una tasa más baja en las últimas elecciones de mitad de mandato en 2014, cuando el 40.6 por ciento de los votantes afroamericanos votaron, en comparación con el 47.5 por ciento de los blancos”.

Ese es un elemento del debate en curso entre los Demócratas de Connecticut.

J.R. Romano, el presidente republicano del estado, descarta el enfoque y el énfasis de los demócratas en la política de identidad en Connecticut. Romano dijo que el estado está hambriento de una visión para mejorar la economía.

“Lo que escucharon en la convención demócrata no fueron soluciones a los problemas fiscales de Connecticut, sino una política de identidad”, dijo Romano.

Pero Stewart confronta al Partido Republicano con su propia discusión sobre políticas de identidad, aunque en términos de género, generación e ideología, no de raza. Stewart, un amigo de Romano, dijo que dos hombres blancos arriba en la propuesta del Partido Republicano (GOP en inglés), todos contendientes gubernamentales son hombres blanco, no es el mensaje que el partido debería enviar en 2018.

“Me criticaron bastante por decir eso”, dijo Stewart. Pero ella mantuvo sus comentarios.

Markley, un conservador de gobierno pequeño que ganó un curul abierto en 2010, dijo que sería un socio útil para un gobernador del Partido Republicano. Además de sus cuatro términos en esta década, Markley también sirvió un solo término en la década de 1980, asumiendo el cargo luego de la victoria abrumadora de Ronald Reagan en 1984. O, como dice Stewart, “Antes de que yo naciera”.

Él dijo que entiende, pero no adopta, la política de identidad.

“En mi opinión, el Partido Republicano se fundó sobre la base de que todas las personas fueron creadas iguales”, dijo Markley. Pero agregó: “La política de identidad que los demócratas están ansiosos por abarcar, lo entiendo. Soy comprensivo con eso. Entiendo las fuerzas históricas que llevan a las personas a acogerlo”.

A diferencia de Zimmerman, Stewart tiene experiencia electiva como alcalde de tres períodos de New Britain. Ella competirá en la primaria del 14 de agosto con Markley y Jayme Stevenson, el primer concejal de Darien.

No hubo acuerdo para una formula en la convención republicana. El endoso gubernativo fue ganado por el alcalde de Danbury, Mark Boughton, quien no pudo darse el lujo de enemistarse con los delegados que apoyaban a Stevenson o Markley, dado que se enfrentaba a un campo de ocho personas en la convención.

Boughton, el ex primer concejal Tim Herbst de Trumbull y Steve Obsitnik, un emprendedor tecnológico de Westport, todos calificaron para la primaria. Dos hombres de negocios adinerados, David Stemerman y Bob Stefanowski, pasaron por alto la convención y solicitaron ser electos en la boleta primaria, al igual que Mark Lauretti, alcalde de Shelton.

Lamont se enfrentará a una primaria solo si uno de los dos retadores restantes, el alcalde de Bridgeport, Joseph P. Ganim y Guy L. Smith, logran reunir suficientes firmas para una primaria. Ganim no pudo ganar el 15 por ciento necesario en la convención para calificar. Smith, un recién llegado a la política de Connecticut, no lo intentó.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
June 6, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *