View This Post In: English , Portuguese

Noticias, Politica

Manifestantes Bloquean Main Street de Hartford en Contra de Fallo Migratorio

By Kyle Constable – CT Mirror

Pocos días después de que un fallo del Tribunal Supremo de EE.UU. invalidara un plan de la Casa Blanca para proteger de la deportación a millones de inmigrantes que viven en los Estados Unidos, más de 150 manifestantes se reunieron afuera de la oficina federal de la ley de inmigración del estado en Hartford y bloquearon una parte de Main Street.

Los manifestantes esperaban enviar un mensaje a los funcionarios federales de inmigración: No más deportaciones.

La policía acusó a nueve manifestantes – siete hombres y dos mujeres – de conducta desordenada luego de que mostraran una pancarta que se extendió por casi toda la longitud de Main Street que decía: “¿No DAPA? No más deportaciones”. Los manifestantes fueron tomados uno a la vez, con la opción de abandonar pacíficamente antes de ser detenidos.

DAPA, siglas en inglés para Acción Diferida para Padres de Estadounidenses y Residentes Permanentes Legales, es un componente de las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama para frenar las deportaciones que el Tribunal Supremo anuló el 23 de junio. Él inicialmente anunció el programa en noviembre de 2014.

Los organizadores estiman que hubo entre 150 y 175 manifestantes que bordearon la calle poco después de las 4 PM. Tomó a la policía casi 45 minutos remover a los nueve manifestantes de la calle luego de varias advertencias para que salgan de la zona.

Los oficiales redirigieron el tráfico en las intersecciones cercanas al edificio federal de Abraham Ribicoff, donde Inmigración y Control de Aduanas tiene su oficina en Connecticut. Aunque los oficiales de policía sabían sobre la protesta, no sabían que los manifestantes planeaban bloquear la calle.

“No sabíamos que ellos harían algún tipo de detenciones planificada”, dijo el jefe adjunto de Policía de Hartford, Brian Foley, portavoz del departamento. “Les advertimos en español e inglés que salgan de la calle.”

“Lo más probable, considerando sus historias, es que obtengan la promesa de comparecer (en la corte)”, dijo Foley, agregando que el departamento no piensa verificar sus estados migratorios.

El evento, organizado por la Alianza por los Derechos de Inmigración de Connecticut, siguió a otras protestas en las principales ciudades de todo el país luego del empate 4-4 en la Corte Suprema de Estados Unidos vs. Texas. La decisión, o la falta de decisión, tuvo el efecto de dejar intacto el fallo de un tribunal inferior que invalidaba las órdenes ejecutivas de Obama destinadas a proteger a los inmigrantes indocumentados que tienen hijos que viven legalmente en los EE.UU., o que llegaron aquí antes de cumplir sus 16 años.

La decisión afecta a cerca de cuatro millones de inmigrantes sin documentos.

“El fallo del Tribunal Supremo contra DAPA fue personal para muchos de los manifestantes. Obviamente no nos gustó la decisión ya que miles de padres indocumentados aquí en Connecticut eran elegibles para ello”, indicó José Díaz, de 23 años, residente de Nueva Bretaña. “Ahora ellos tendrán más miedo a salir de las sombras a causa de esta decisión”.

Díaz llegó a Estados Unidos desde México cuando tenía 10 años. Él vivió en Georgia durante cuatro años antes de trasladarse a Connecticut a sus 14 años. Él se graduó de la secundaria de Nueva Bretaña y de Capitol Community College y espera graduarse de la universidad estatal de Central Connecticut el próximo año.

Su madre, que aún vive en Georgia, habría sido elegible para un permiso de trabajo mediante DAPA.

“Mi madre en realidad podría haberlo obtenido”, dijo Díaz. “Podía haber trabajado bajo mejores condiciones y tener un mejor empleo para así poder mantener a mi hermano pequeño, quien tiene 10 años y es ciudadano de EE.UU.”.

Para ser elegible al programa, el trabajador tiene que haber vivido en los Estados Unidos continuamente desde el 1 de enero de 2010, y tener un hijo que haya sido residente legal en el momento que fue anunciado el programa el 2014. Las personas acusadas por un delito grave, delito menor significativo o tres o más delitos menores no pueden ser elegibles. Aquellos considerados como una amenaza para la seguridad nacional también pierden su elegibilidad.

Los opositores rápidamente desafiaron los programas de Obama en la corte, y un juez federal en Brownsville, Texas, emitió una orden judicial en febrero de 2015. La Corte del Quinto Circuito de Apelaciones de EE.UU. en Nueva Orleans confirmó la medida cautelar en noviembre de 2015.

La decisión del tribunal también pone en peligro a DACA, o Acción Diferida para los Llegados en la Infancia. Este programa permite a los inmigrantes indocumentados que tenían menos de 16 años y que ingresaron al país antes de junio de 2007 solicitar permisos renovables de trabajo de dos años y una exención a la deportación. El gobierno de Obama extendió esa fecha hasta junio de 2010 cuando se expandió el programa.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
July 14, 2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *