Demócratas del Senado no Pueden Llegar a Acuerdo sobre Presupuesto Provisorio

Ver esta noticia en English, Português

Cover, Noticias

Demócratas del Senado no Pueden Llegar a Acuerdo sobre Presupuesto Provisorio

By Keith M. Phaneuf | CTMirror

La posibilidad de que Connecticut promulgue un presupuesto estatal, aunque provisorio, antes de comenzar el nuevo año fiscal pareció desvanecerse el 1 de julio y se esfumó en la noche del 26 de junio, cuando los demócratas de la Cámara y el Senado no pudieron llegar a un acuerdo.

Después de conversaciones a puertas cerradas entre demócratas de la Cámara de Representantes y del Senado sobre varios temas vinculados a un nuevo acuerdo presupuestario de dos años, incluyendo un posible alza del impuesto a las ventas y concesiones laborales, el presidente de la Cámara Joe Aresimowicz de Berlín notificó a sus compañeros demócratas que no habría votación sobre un presupuesto provisorio el 29 de junio.

El orador había pedido a los demócratas, que tienen una ventaja de 79 a 72 en la Cámara, que reserven el 29 de junio para un posible voto sobre el presupuesto.

Aresimowicz se negó a discutir los detalles de las negociaciones, pero confirmó que no prevé un voto de presupuesto en este momento.

Los líderes republicanos ya indicaron que quieren concentrarse sólo en un presupuesto completo, y no en cualquier medida intermedia.

“A falta de ambas cámaras y los dos partidos políticos dispuestos a sentarse y negociar seriamente un presupuesto de compromiso para el estado, convocar una sesión de la Cámara el jueves [29 de junio] no hará nada para ayudarnos”, dijo Aresimowicz. “Esta es la realidad de un Senado donde la responsabilidad es compartida por igual entre las partes combinadas con un margen apretado de la Cámara. Sin que todos participen de buena fe y dejen atrás el juego de culpabilidad política, parece que el Gobernador gobernará el estado por orden ejecutiva a un futuro previsible”.

Aresimowicz indicó que aún pide a los demócratas de la Cámara asistir al Capitolio el 29 de junio para discutir asuntos presupuestarios en el comité.

El presidente del Senado, Pro M. Martin M. Looney, D-New Haven, dijo que preferiría que los legisladores voten sobre el plan provisorio que el gobernador Dannel P. Malloy propuso esta semana para mitigar los cortes que los programas clave enfrentarían después del 1 de julio.

“Estoy listo para firmar hoy un proyecto de ley certificado de emergencia convocando al Senado a una sesión el jueves, 29 de junio, para votar sobre el proyecto de “mini presupuesto” para el primer trimestre del año fiscal”, escribió Looney en su declaración. “… Nadie quiere que el gobernador dirija al estado por orden ejecutiva. Estoy decepcionado por estos acontecimientos y espero que el Presidente de la Cámara reconsidere su postura”.

“Todo el mundo sabe que el mini presupuesto sería mejor que la orden ejecutiva”, dijo el gobernador el 27 de junio. “Francamente, en la mayoría de los otros estados, la gente haría todo lo posible para que su gobernador no haga lo que yo de otro modo tendría que hacer. Así que es un poco desconcertante”.

Pero Aresimowicz dijo que no todos los demócratas están en la misma página sobre qué programas son vitales y necesitan ser protegidos, no solo para los tres meses que un mini-presupuesto cubriría, sino para los dos próximos años fiscales.

“Continuaré luchando y trabajando por un presupuesto con el que todos podamos vivir”, dijo el representante. “… Prefiero hacerlo bien a hacerlo en algún cronograma artificial”.

Aresimowicz dijo que él y los líderes demócratas de la Cámara de Representantes en los comités de presupuesto seguirían negociando con otros legisladores y trabajando en un nuevo presupuesto de dos años.

El presidente de la Cámara agregó que continuará respaldando un presupuesto proviorio si esas conversaciones en curso producen al menos “la base, los parámetros, la fundación de lo que podría ser un presupuesto bienal de dos años que lleve al estado de Connecticut hacia adelante”.

¿Y si las otras tres camarillas políticas no trabajan hacia esa meta?

“Será un año largo y feo”, dijo Aresimowicz.

Los legisladores demócratas y republicanos y Malloy han estado en desacuerdo sobre cómo cerrar esta posible brecha, aunque todas las partes dicen que quieren minimizar las alzas de impuestos, dado que el estado ya autorizó aumentos importantes en 2011 y 2015.

Las conversaciones entre legisladores demócratas y republicanos se han desglosado en dos temas:

El GOP sólo está dispuesto a considerar alzas mínimas de impuestos para cerrar el déficit proyectado, y también se opone al acuerdo de concesiones propuesto por Malloy y los líderes sindicales de empleados estatales. Se espera que este acuerdo ahorre $1.570 millones en los próximos dos años fiscales y $24.100 millones en las próximas dos décadas. Se requieren tres años de congelación de salarios, más el aumento de las contribuciones de los empleados a los beneficios de salud y jubilación.

Pero también extendería el programa de beneficios estatal de mediados de 2022 hasta mediados de 2027.

Esta extensión es una fuente de desacuerdo porque, incluso si se hacen los cambios propuestos, Connecticut todavía requeriría que las futuras generaciones de contribuyentes cubran una porción significativa de los costos de beneficios de jubilación prometidos a los trabajadores actuales. El acuerdo también prohibiría al estado despedir a la mayoría de los trabajadores durante los próximos cuatro años fiscales.

Mientras tanto, los líderes republicanos del Senado y Cámara sugirieron que los legisladores votaran sobre sus respectivas propuestas presupuestarias para los próximos dos años fiscales. Pero las dos camarillas políticas del GOP tampoco han encontrado un suelo común.

“La inacción es justo lo que no deberíamos estar haciendo. Es inexcusable “, dijo el líder republicano del Senado, Len Fasano, de North Haven, advirtiendo que los pobres, los discapacitados y otros sufrirían “dramáticamente” si Malloy llegará a gobernar el estado después del 1 de julio sin que haya un nuevo presupuesto o incluso un plan provisional.

Fasano instó a los legisladores a votar sobre la propuesta de dos años que los republicanos del Senado ofrecieron el 16 de mayo.

El plan se basa en cerca de $2 mil millones en ahorros de mano de obra que se lograría mediante cambios legislativos a las reglas de negociación colectiva en lugar de concesiones laborales.

Pero el plan de Fasano también quitó $160 millones de un fondo de conservación de energía incentivado por un sobrecargo a las cuentas eléctricas del consumidor. A pesar de que más tarde cortó esta propuesta a la mitad, los republicanos de la Cámara aún se oponen a la transferencia de $80 millones.

Y la líder de la minoría de la Casa Themis Klarides, R-Derby, dijo que la preocupación aún es muy real.

“No creo que deba recortarse en lo absoluto”, dijo. “Los contribuyentes están pagando a este fondo y se supone que se utiliza para las medidas de conservación. … Creo en el fondo, pero también creo que la gente está dando ese dinero para gastarlo de cierta manera y quitarlo no es algo que me hacer sentir cómodo”.

Klarides dijo que ella está de acuerdo con Fasano en que muchos sufrirán si no hay un nuevo presupuesto establecido antes del 1 de julio. “Si uno funciona por orden ejecutiva, lo hace muy apenas.”

Klarides sugirió que los legisladores adopten el presupuesto de dos años de la Cámara Republicana, que también legisla los cambios en la negociación colectiva, pero elimina un plan de reparto de ingresos con las ciudades y pueblos, como también la mayor parte del crédito tributario estatal para hogares pobres que trabajan.

Fasano dijo que cree que todavía podría lograrse un compromiso entre los planes republicanos propuestos. “Estamos abiertos a sugerencias”, dijo. “Esto no está escrito en piedra.”

Los analistas dicen que las finanzas del estado, a menos que se ajusten, sufrirían un déficit de $2.3 mil millones el año fiscal que comienza el 1 de julio, y $2.8 mil millones en cifras rojas para 2018-19.

Los demócratas tienen el control nominal de la Asamblea General.

El Senado está dividido por igual, con la vice gobernadora Nancy Wyman, demócrata, capaz de emitir votos de desempate. Dado el estrecho margen en la Cámara, los demócratas podrían elaborar un presupuesto por su cuenta, pero todos los legisladores y el gobernador tendrían que estar preparados para llegar a un compromiso sobre muchos temas difíciles.

Y según fuentes cercanas a las negociaciones, algunos demócratas moderados siguen desconfiando de las propuestas para elevar la tasa del impuesto sobre las ventas, de 6,35 por ciento a 6,75 por ciento o 6,99 por ciento.

Un aumento de tarifas y una posible eliminación de algunas exenciones del impuesto sobre las ventas serían utilizados para mitigar las reducciones de la ayuda municipal que se han propuesto para ayudar a cerrar los grandes déficits proyectados en los próximos dos años fiscales.

Fuentes también dijeron que algunos demócratas comparten las preocupaciones del GOP sobre el acuerdo propuesto de concesiones.

Malloy pidió a legisladores considerar la aprobación de casi $320 millones en aumentos de ingresos para mitigar los recortes masivos que se vería obligado a imponer si Connecticut entra al nuevo año fiscal el 1 de julio sin un presupuesto.

Incluso si se toman esas medidas, Malloy describió cortes profundos a la ayuda municipal, servicios sociales, hospitales y universidades privadas y públicas que ocurrirían si tuviera que dirigir el próximo año fiscal por orden ejecutiva.

“Connecticut puede y va a adoptar un presupuesto equilibrado y responsable para el próximo bienio. La pregunta es cuál es la mejor manera de manejar nuestras finanzas hasta que eso suceda”, dijo el gobernador el 26 de junio. “Estoy preparado para asumir el gobierno en ausencia de un presupuesto, pero nunca ha sido de mi preferencia hacerlo.”

Basándose en las propuestas de planes presupuestarios separados ofrecidos por líderes legislativos demócratas y republicanos, así como su propio presupuesto, el gobernador propuso $317.5 millones en nuevos ingresos a ser autorizados ahora, a pesar de que un plan de presupuesto completo para el año fiscal que comienza el 1 de julio aún está siendo negociado.

El gobernador dijo que estos ingresos se utilizarían principalmente para mitigar los recortes que se vería obligado a hacer para los servicios sociales y la ayuda municipal.

Las recomendaciones de Malloy incluyen:

  • $68,3 millones en ingresos adicionales de impuestos sobre la renta recaudados al restringir un crédito de impuesto a la propiedad de hogares con dependientes y por congelar un crédito fiscal para las familias pobres que trabajan.
  • $60 millones serán recaudados por un programa de amnistía fiscal que cubre ingresos, ventas, corporaciones y otros impuestos.
  • $26.4 millones por fijar límites a varios créditos fiscales para empresas.
  • $5,0 millones por aumentar varias licencias y permisos y multas.
  • Y $137.3 millones en fondos únicos a ser eliminados de varias cuentas fuera del presupuesto.

Los líderes republicanos dejaron claro que no votarían por ningún plan provisorio de ingresos.

“Estamos muy convencidos de que este estado necesita un presupuesto”, dijo Fasano. “Quizás hacer mini-presupuestos sólo prolongue lo inevitable, lo que significa volver aquí y hablar y tratar de hacer que funcione.”

Pero Fasano cambió de postura un día después y dijo el 27 de junio que estaba apoyando un presupuesto provisorio para evitar los recortes que se producirían después del 1 de julio.

Klarides dijo el 26 de junio que la opción de presupuesto por orden ejecutiva y la alternativa, el mismo plan modificado por los modestos aumentos de ingresos, no son muy diferentes.

“En lugar de tornados completos y huracanes y ciclones que atraviesan el estado de Connecticut, serán sólo tornados y huracanes. ¿Verdad? “, dijo ella. “Así que es una mejor versión de un mal tiempo. Le agradezco que haga ese esfuerzo. ”

Klarides no cambió su postura el 27 de junio y aún quiere que los legisladores se enfoquen en adoptar un presupuesto de dos años.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
July 5, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *