Los Días de las Canículas

View this post in other languages: English, Português

Ninos Y Familia

Los Días de las Canículas

By Anne E. Mead, Ed. RE.

“Quiero que la lluvia pare, Miss Anne”, exclamó recientemente un niño nuevo de kínder, rodeado de niños que cantaban su versión de “lluvia, lluvia, vete”. Luego de la canción, hablamos de lo lluvioso “que ha estado lloviendo por muchos días (los estudiantes dijeron eso), cómo comienza y se detiene rápidamente, y cómo algunas veces “realmente se mojaron”, comentó un niño cuyo cabello estaba mojado por correr bajo la lluvia para llegar a la escuela. “Este no es un clima típico”, les dije a los niños. Empecé a decirles que nosotros necesitamos lluvia para nuestros jardines y para mantener nuestro pasto verde. “Pero no tanto. No hay sol por muchos días y no puedo salir a jugar”, me dijo otro niño en español, traducido por un profesor. “Mi madre y yo jugamos juegos divertidos en el interior cuando mi hermanita duerme”, dijo otro niño, pero “¡quiero ir a jugar al aire libre!”, otro niño se quejó suavemente.

Los niños de Kindergarten se dan cuenta del cambio en el clima y añoran volver a ver los días cálidos del verano. “Me gusta jugar al béisbol en el verano” mientras su hermana me decía, “Me gusta leer en mi cómoda silla en el patio trasero, pero ahora está mojada”. ¡Qué niños tan observadores! Espero que el sol regrese rápidamente y que los niños nuevamente puedan jugar bajo los cielos soleados o durante los días de canículas de verano. La frase “días de las canículas de verano” es una creencia griega sobre una estrella canina llamada Sirius y su posición en el cielo. Según The Old Farmer’s Almanac, estos días de verano duran tradicionalmente 40 días, comenzando el 3 de julio y terminando el 11 de agosto. Sirius es la estrella más brillante en el cielo, sin contar el sol. Bajo las condiciones adecuadas, puede verse a simple vista durante el día. Sirius es una estrella de un grupo que forma la constelación Canis Major, que significa “Can Mayor”. Un breve video en https://www.youtube.com/watch?v=RBtjweC5nN8 explica esta frase para los niños mayores.

Los Días de las Canículas ofrecen a las familias mucho tiempo para jugar afuera y nadar, visitar parques, la biblioteca, museos y LEER. La pérdida de aprendizaje durante el verano puede prevenirse si se lee a los niños diariamente o ellos leen solos durante 20-30 minutos por día. El verano es el momento perfecto para leer libros como “Looks Like Spilled Milk ” (Charles Shaw), “The Very Lonely Firefly” (Eric Carle) o “How Does Your Garden Grow” (Laura Marsh). Juntas, las familias pueden hacer actividades en torno a las historias. Lean Spilled Milk y recuéstense en el suelo para ver las nubes. Pregunte a su niño cómo se ven las nubes, ¿ven formas de rostros en ellas? Las luciérnagas se pueden capturar temprano en la noche y usarse como luz de noche. Cultivar un jardín y cosechar los premios de vegetales frescos es nutritivo y ayuda a los niños a probar nuevos alimentos.

La lluvia terminará, volverá el Día de las Canículas y el verano terminará pronto. Recuerde que las clases comienzan el 31 de agosto. Disfruten el resto del verano.

Anne E. Mead, Ed. D., es la administradora de los Programas de Educación Temprana y Aprendizaje Extendido de las Escuelas Públicas de Danbury. Si tiene alguna pregunta, no dude en comunicarse con ella al 203-830-6508 o meadan@danbury.k12.ct.us.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
August 1, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *