Lecciones Aprendidas: Mediante Juegos Infantiles

Ver esta noticia en English, Português

Ninos Y Familia

Lecciones Aprendidas: Mediante Juegos Infantiles

By Anne E. Mead - Traducción: Jamal Fox

Juan estaba ocupado jugando con bloques de Duplo cuando Petro llegó y dijo: “Yo quiero todos tus bloques. No tengo ninguno.” Juan levantó la vista, recogió sus bloques y dijo: “¡No, estos son míos!” Petro puso sus brazos sobre sus caderas listo para gritar cuando se detuvo y miró a Juan. En unos segundos Petro dijo: “¿Puedo jugar con algunos?” Juan le dio unos bloques con una sonrisa en la cara y dijo “¿juguemos juntos?”

Ambos padres allí quedaron sorprendidos al ver a sus niños de tres años expresar sus necesidades, tratando de entender algo que podía haber derivado en una pelea potencial por los Duplos. Uno podría preguntar: ¿Dónde aprendieron Juan y Petro estas notables habilidades sociales? ¿Qué fue lo que hizo que ambos muchachos terminen compartiendo? Su generosidad puede parecer lo contrario de lo que normalmente esperamos en niños de tres años. ¿Cómo hicieron sus padres para hacer que sus respuestas sean diferentes a la de provocar una pelea?

La mamá de Juan comentó que él nunca había visto a nadie pelear y que en casa practican el “toque suave” con él. Mamá dijo que esto era una técnica que aprendió en su curso de primera infancia en la secundaria Danbury High School. Ella y su esposo decidieron que cuando tendrían hijos tratarían de enseñarles habilidades sociales a través del tacto, una estrategia a menudo ignorada, para ayudar a los niños a desarrollar conexiones sociales.

Desde la perspectiva de un educador de la primera infancia, este enfoque ha sido eficaz, pero ¿cómo aprendió Petro sus habilidades?

La madre de Petro dijo que él tiene dos hermanos mayores que a menudo involucran a Petro en peleas divertidas pero también tratan de ser gentiles y pedir las cosas cortésmente. Aunque la mayoría de los niños de tres años siguen siendo muy egocéntricos (sólo piensan en ellos mismos y no ven la perspectiva del otro), las habilidades que tienen estos dos niños están por encima de su edad formativa.
Estas interacciones muestran cómo el debate de la naturaleza/crianza se desarrolla en la vida real. Aunque no importa cómo su desarrollo temprano afecta sus personalidades, los atributos de la vida que ellos aprendieron al ser criados gentilmente los han ayudado a superar el potencial de conflicto reactivo.

Al aprender maneras más apropiadas de lidiar con el conflicto, ellos desarrollaron habilidades que les durarán toda la vida.
Todos los días, yo me preocupo sobre la siguiente generación y cómo sobrevivirán. ¿Qué podemos hacer con nuestra generación actual para hacerlos más sociales, respetar la vida y honrar a los demás?

Las lecciones de Juan y Petro son valiosas para todos nosotros. El tacto es tan poderoso que los neurocientíficos atribuyen las primeras respuestas táctiles a habilidades sociales mejor desarrolladas.

Abrazar, acariciar y dar afecto desde temprana edad ayuda a desarrollar una mejor conciencia sobre los propios cuerpos de los bebés y les da la capacidad de entender y relacionarse con los demás a su alrededor. Ambos padres usaron el “enfoque táctil” y la prueba está en el comportamiento de sus hijos: compartir y solucionar sus conflictos. Que esto sea una lección para todos nosotros.

Feliz Año Nuevo, por un mundo más amable, considerado y compasivo en 2017.

 

Anne E. Mead, M. Ed., es la administradora de los Programas de Educación Infantil y Aprendizaje Extendido de las Escuelas Públicas de Danbury. Si tiene alguna pregunta, no dude en comunicarse con ella al 203-830-6508 o meadan@danbury.k12.ct.us.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
January 16, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *