La necesidad de que los Niños Tengan un Sueño Adecuado y Rutinas Positivas

View this post in other languages Português, English

News, Ninos Y Familia

La necesidad de que los Niños Tengan un Sueño Adecuado y Rutinas Positivas

By Anne E. Mead, Ed. re

Los bebés nos dicen cuánto sueño necesitan al ponerse de mal humor, chuparse el dedo o frotarse los ojos. Cuando los padres reconocen estos signos, confortan a su hijo para ayudarlos a dormir. A medida que los niños crecen, ellos muestran diferentes signos de necesidad de dormir y se resisten en ir a la cama. El llanto, las rabietas, las reacciones negativas al estrés y la falta de atención son todas señales de que un niño está cansado. Sin embargo, las rutinas bien diseñadas que ayudan a los niños a establecer patrones de sueño son vitales para la salud de por vida.

Estudios publicados recientemente revelan que el vínculo entre la deficiencia de sueño y la acumulación de proteína amiloide en el cerebro es evidente en pacientes con demencia temprana. Otros signos tempranos de que un niño no está durmiendo lo suficiente incluyen signos de falta de atención en la escuela y el hogar, y los niños pueden tener un mayor riesgo de desarrollar problemas de aprendizaje. Los niños con malos hábitos de sueño corren más riesgo de comer en exceso y tener diabetes.

Múltiples razones pueden alterar los patrones de sueño: demasiado tiempo frente a la pantalla, cafeína y sueño perturbado. El valor del tiempo de pantalla en los niños pequeños ha estado en duda durante años. No solo se ha demostrado que los niños que miran pasivamente la TV, iPad o computadora no aprenden, sino que su desarrollo del lenguaje se ve muy afectado de manera negativa. Las luces de pantalla en los dispositivos reducen los niveles de la hormona autorreguladora melatonina en los niños. La melatonina es responsable de ayudar a los niños y adultos a desarrollar patrones de sueño profundo o REM.

Cada noche, los niños pasan por períodos de sueño con diferentes tipos de sueño. El más importante es REM o sueño de movimiento ocular rápido. Durante este tipo de sueño, el cerebro se reconstruye a sí mismo. La información o experiencias nuevas recolectadas durante el día son colocadas en la memoria a corto o largo plazo. La capacidad de almacenamiento del cerebro es sorprendente y vital durante el sueño REM.

La buena noticia es que los padres pueden ayudar a sus hijos a desarrollar buenos hábitos de sueño. Cada noche deben tener la misma rutina. Al igual que los adultos que se basan en la rutina, los niños lo necesitan aún más. Diseñar una rutina debe consistir en tareas para el hogar, o empacar artículos para el día siguiente, y luego lo que me gusta llamar las 5 Bs (en inglés): Pan o cena, baño, cepillarse los dientes, leer un libro y dormir. Los niños son competentes para aprender y mantener la misma rutina con el apoyo de los padres. El desarrollo de rutinas es difícil al principio, pero con una persistencia continua dará sus frutos.

Cada año las familias hacen nuevas resoluciones; hagamos que las rutinas positivas y buenos hábitos de sueño sean dos de ellos. Puedo asegurarles que verán la diferencia en el comportamiento de sus hijos; serán más tranquilos, más capaces de manejar el estres y estarán bien preparados para una vida larga y saludable. ¡Felices fiestas a todos mis lectores! De mi familia a la suya, que esta temporada traiga buena fortuna, alegría y salud.

Anne E. Mead, Ed. D., es la administradora de los Programas de Educación Temprana y Aprendizaje Extendido de las Escuelas Públicas de Danbury. Si tiene alguna pregunta, no dude en comunicarse con ella al 203-830-6508 o meadan@danbury.k12.ct.us.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
December 25, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *