Criando Niños en Tiempos Difíciles

View this post in other languages: English, Português

Ninos Y Familia

Criando Niños en Tiempos Difíciles

By Anne E. Mead, Ed. RE.

Los recientes acontecimientos de tragedia, muerte e inestabilidad en el mundo han sacudido a muchas familias hasta la médula. Si bien queremos proteger a nuestras familias de tales noticias, quizás también podemos pensar en lo que podemos hacer como padres y familias extendidas para ayudar a criar a los niños a ser más empáticos y desarrollar habilidades para ayudar a que nuestra comunidad sea más segura, cariñosa y calmada. Al desarrollar estas habilidades a una edad temprana, los padres tienen la capacidad de crear un mundo más afectuoso. Uno quizás crea que los niños deben ser comprensivos con los demás niños para ser amables, pero saber cómo ser empáticos es mucho más efectivo. Ser compasivo es decir “lo siento” o comentar sobre una condición, pero ser empático es ponerse en su lugar, entender las mismas emociones y ver la situación de otra persona desde su perspectiva.

Reconocer los pasos para desarrollar una conducta empática ayuda a desarrollar una fuerte autorregulación al sentir que el dolor es incómodo y desagradable. Los padres pueden apoyar las emociones del niño siendo su entrenador de emociones, haciendo las preguntas correctas, leyendo historias sociales y reconociendo sentimientos. Involucre a su hijo en conversaciones sobre causa y efecto de diferentes comportamientos y cómo se sienten cuando sucede. Encuentre formas constructivas para poder tener estas discusiones. Aproveche la oportunidad todos los días de leer artículos en el periódico, situaciones en la escuela o ver eventos desagradables en la televisión. Hable con su hijo sobre cómo se siente cuando ve o escucha estos eventos. ¿Qué puntos comunes ven entre sus hijos y otros? Ayude a su hijo no solo a ver los puntos en común, sino también la riqueza de los diferentes activos que todos tienen.

Fomentar multiculturalismo y apreciación de quienes son diferentes son factores importantes para desarrollar una visión mundial de quienes nos rodean. Si bien es probable que su hijo y otras personas compartan muchos rasgos comunes, es importante ver otros rasgos en las personas y por qué esos rasgos son importantes para ellos. Un niño que conoce y entiende diferentes rasgos se vuelve más aceptado por los demás. Ser capaz de reconocer diferentes rasgos y puntos en común ayudará a su hijo a ser más feliz y aumentar su rendimiento académico.

Leer historias sociales y escuchar historias de vida ayuda a los niños a desarrollar empatía cognitiva, la capacidad de reconocer características en otros. Lea y discuta historias o situaciones que aumenten el conocimiento de su hijo. El juego de roles es otra forma de ayudar a los niños a adquirir habilidades para poder leer las caras de otros: sentimientos de tristeza, felicidad o dolor. La lectura facial desarrolla un sentido de moralidad en su hijo y aumenta la capacidad de su hijo de tener autocontrol interno. El autocontrol intrínseco (cuando el niño sabe cómo controlarse a sí mismo sin recompensa o interferencia externa) desarrolla una sensación de reconocer el bien del mal a medida que el niño crece, lo que conduce a conductas apropiadas de adolescentes y adultos.

Tómese el tiempo para ayudar a desarrollar este hito crucial en la vida de su hijo. Las recompensas serán más tranquilas, los niños más felices, si saben empatizar con los que los rodean, reaccionar a los eventos de la manera adecuada, resultando en una sociedad con menos violencia, muerte y tragedia.

Anne E. Mead, Ed. D., es la administradora de los Programas de Educación Temprana y Aprendizaje Extendido de las Escuelas Públicas de Danbury. Si tiene alguna pregunta, no dude en comunicarse con ella al 203-830-6508 o meadan@danbury.k12.ct.us

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
November 8, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *