Creando Tradiciones para las Fiestas Mediante los Cuentos y la Comida

Ver esta materia en: English, Português

Ninos Y Familia, PADRES Y NIÑOS

Creando Tradiciones para las Fiestas Mediante los Cuentos y la Comida

By Anne Mead | Traducción: Jamal Fox

Hace cuatro años yo dije a mis hijas, que para entonces tenían 30, 26 y 24 años, que estaba pensando en no preparar más los acompañamientos de Acción de Gracias y sólo hacer verduras asadas. Son más saludables y saben bien. “¿Cómo dices mamá?” me preguntó una hija. “¿Qué pasará con el puré de patatas?” Otra hija exclamó: “¿No habrá pudín de maíz?” Fue en ese momento que me di cuenta que mi marido y yo habíamos creado algunas tradiciones familiares muy especiales. Mi propia madre era famosa por hacer la tradicional cena de Acción de Gracias y desde entonces aumentamos algunos platos nuevos. También aumentaron las historias de la familia.

Allá por los años 60, cuando yo era una niña pequeña, recuerdo que mi abuela nos decía que teníamos suerte de tener verduras frescas para acompañar la cena de Acción de Gracias. Ella nos contó que durante la guerra, las únicas verduras disponibles usualmente eran las enlatadas. Luego en los años 70, mientras ayudaba a mi madre a preparar la cena, ella reiteró la importancia de las verduras frescas recordándome la historia de la abuela sobre las verduras enlatadas.

¡Cómo han cambiado los tiempos! Lo que no ha cambiado son las grandes historias que pasan de generación en generación. Estas no son historias escritas sino recuerdos familiares que los cuentan los abuelos, tías y tíos. Mis nietos a menudo me piden que les cuente historias sobre cuándo yo estaba creciendo y lo que hacía cuando era niña. Me encanta tomarme el tiempo para recordar lo que mis amigos y hermanos hacían cuando éramos más jóvenes. Algunas de mis historias son acerca de momentos difíciles al relacionarme con otros, mientras que otras son historias sobre las aventuras de un día con mis amigas y nuestros caballos. Muchas de las historias describen mi vida como la hija mayor de la familia, dirigiendo el desfile del barrio, jugando a la maestra en nuestros juegos o escuela o siendo la jefa de policía.

Se puede comenzar con cosas pequeñas, como compartir una o dos cosas que usted recuerda de su familia. Contar historias en la cena con la familia es lo más fácil. Comience a compartir sus historias en estas festividades y reuniones familiares. Reúna a todos los niños para escuchar una. Estas historias no tienen guiones a seguir ni imágenes que ver. Más bien, las historias crean una imagen pintada del pasado en la mente del oyente.

No importa cuándo o dónde contemos las historias, no se necesita nada más que un buen oído y una mente abierta. Contar historias sólo nos cuesta tiempo, pero ayuda a proteger y juntar más a los miembros de la familia. Ayuda a las familias a recordar y reconocer las luchas superadas, las celebraciones alegres y los tiempos tristes que pasamos. Contar historias crea ricos relatos de la historia familiar, sus tradiciones, culturas, y lecciones de vida. ¿Cuál será su primera historia?

Anne E. Mead, M. Ed., es la administradora de los Programas de Educación Infantil y Aprendizaje Extendido de las Escuelas Públicas de Danbury. Si tiene alguna pregunta, no dude en comunicarse con ella al 203-830-6508 o a meadan@danbury.k12.ct.us.  

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
December 2, 2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *