Danbury Recibe Subsidio para Apoyar a Familias y Trabajadores de Bajos Ingresos

View this post in other languages: English, Português

News

Danbury Recibe Subsidio para Apoyar a Familias y Trabajadores de Bajos Ingresos

By Ryan Stewart

Danbury es una de las cinco ciudades de Connecticut que percibe un subsidio de varios años otorgado por un jurado independiente en asociación con el Banco de la Reserva Federal de Boston, más conocido como Boston Fed o, simplemente, The Fed.

Las becas Implementation Grant son uno de los dos tipos de subvenciones otorgadas a aquellos municipios elegibles de Nueva Inglaterra que expresan interés, solicitan y completan el WCC (Working Cities Challenge), una competencia benéfica diseñada por Boston Fed y su Comité Directivo en asociación con la organización filantrópica Living Cities. Los subsidios se otorgan a las ciudades con el fin de impulsar la productividad económica local, con la intención de mejorar la calidad de vida de las familias residentes de bajos ingresos y trabajadores pobres.

El jurado otorgó un total de $2.25 millones a cinco de las 10 ciudades de Connecticut calificadas para solicitar Implementation Grant: Danbury, East Hartford, Hartford, Middletown y Waterbury. Cada ciudad recibió una quinta parte de la subvención total, o $450,000.

Danbury aseguró su porción del premio a través de los esfuerzos de su propio equipo Challenge, cuyo enfoque es su proyecto de desarrollo comunitario, DanburyWORKS, una iniciativa establecida en 2016 y encabezada por 15 organizaciones locales, entre ellas United Way of Western Connecticut (UWWC)), un grupo de compromiso comunitario caritativo con sede en Stamford.
El objetivo de DanburyWORKS es eliminar tanto los obstáculos que impiden a sus residentes participar en la toma de decisiones de la comunidad, como aquellos que les impiden recibir una educación de calidad, empleo y capacitación laboral. Su objetivo declarado a largo plazo es reducir la pobreza entre los inmigrantes residentes y personas de color en un 30 por ciento en los próximos 10 años.

El 5 de febrero, la ciudad de Danbury y su equipo Challenge recibieron formalmente la beca Implementation Grant en una conferencia realizada en el Centro de Servicios Educativos de Danbury, ubicado en la calle Osborne.

La directora de CAAWC, Michelle James, copresidenta del comité del CMI de Danbury, compartió algunos de los comentarios de apertura, señalando que el enfoque del equipo evolucionó en base a una serie de encuestas distribuidas a poblaciones y pequeñas empresas relevantes en toda la ciudad. Entre las preocupaciones principales de la comunidad de inmigrantes en Danbury, destacan dos: la dificultad de aprender inglés como segundo idioma y la capacidad de mantener un cuidado infantil adecuado.

La administradora de educación infantil de Danbury, Anne Mead, dijo después de la conferencia: “Debemos asegurarnos de que cada niño que viene a Danbury, que asiste a la escuela, tenga una experiencia de la primera infancia”. Ella recalcó que no sería una tarea fácil: “Cerca de 300 niños al año que vienen a kínder [aquí] no tuvieron educación preescolar formal”.

En nombre de la gente de color, la residente de Danbury Marlene Moore-Callends, agente de bienes raíces local y miembro del equipo Challenge, dijo: “Descubrí que la gente de color no confiaba, incluso a mí… me sentía como si estuviera continuamente explicando [cosas] … Nosotros [las personas de color] sentimos de que no tenemos una voz sobre lo que sucede a nuestro alrededor”.
La facilitadora de WERACE, Jody Huzina, involucrada en los programas de educación continua y para adultos de Danbury, agregó: “Hay una gran cantidad de estudiantes que no participan porque no nos conocen o no confían en nosotros”, pero que “[la subvención] nos dará la oportunidad de ofrecer muchas más clases de idiomas”.

El presidente del Centro Cívico Ecuatoriano, Wilson Hernández, indicó que los niveles de confianza entre las comunidades inmigrantes y no inmigrantes disminuyeron debido al temor de los inmigrantes de ser deportados, encarcelados y separados de sus familias y amigos: “Vemos las noticias todos los días … Las autoridades están tratando de ver si están aquí legalmente”.

La Coordinadora de Participación Comunitaria de DPCP, Elizabeth Quiñonez, una inmigrante y residente de Danbury de dos años, mencionó otras dificultades para las familias de bajos ingresos que viven en la ciudad, diciendo: “Aunque mantenga mi trabajo, debo pagar 50 o 60 por ciento de mis ingresos para el cuidado de mis niños”. Quiñonez, una madre trabajadora, mencionó que le gustaría ver el tiempo desmesurado que pasan los padres lejos de sus hijos ser aliviados para las familias de bajos recursos.

Al abordar los tres asuntos claves en el esfuerzo por ayudar a los inmigrantes y trabajadores pobres de la ciudad: enseñándoles inglés, ayudándoles a acceder al cuidado infantil a precios razonables y ayudándolos a desarrollar confianza con los proveedores de servicios, Kim Morgan, CEO de UWWC, dijo: “Si podemos progresar en estas tres áreas, estaremos en condiciones de ayudar a las personas a encontrar buenos empleos dentro de tres años.”

En una declaración, el alcalde de Danbury, Mark Boughton, expresó entusiasmo por la movilización de la subvención y elogió a la Reserva Federal y UWWC: “Esta subvención apoyará directamente a los residentes de Danbury que trabajan duro, especialmente a la comunidad de inmigrantes.”

Puede obtener más información sobre el Banco de la Reserva Federal de Boston y sus actividades e iniciativas visitando su sitio web en bostonfed.org. Para obtener más información sobre el CMI, visite la página de Working Cities Challenge en el sitio web de la Fed de Boston en bostonfed.org/workingcities.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
February 24, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *