Cómo Actúan las Guías Espirituales y qué se Puede Esperar de los Ángeles Guardianes

View this post in other languages: Português, English

Bienestar, News

Cómo Actúan las Guías Espirituales y qué se Puede Esperar de los Ángeles Guardianes

By Benjamin Teixeira de Aguiar

Los guías espirituales o instructores, los ángeles de la guarda o cualquier otra Fuerza que represente a Dios para los humanos, trabajan para facilitar, catalizar, inspirar y ordenar, y no para dar respuestas estandarizadas o soluciones, excepto en raras ocasiones. Si actuaran como una fuente abierta de resolución inmediata de problemas, se convertirían en verdaderos “ladrones evolutivos”, incurriendo en un error similar al de un maestro que hace la tarea para el alumno, impidiéndole así que él o ella ejerza lo aprendido.

Solo a través de sus propias experiencias (aunque asistidas) de prueba y error, pueden los seres humanos, en el proceso de desarrollar la inteligencia y sentimientos, expandir su conciencia y lucidez, encontrar vías genuinas (porque son muy personales), respuestas, elecciones y soluciones para cada drama, desafío o pregunta que enfrentan, en el océano infinito del espacio-tiempo, hasta su trascendencia total a la ascensión mística de la Eternidad … en la gloriosa inmersión del Seno de la Divinidad.

Por lo tanto, nadie debería esperar de los auténticos maestros espirituales, ya sean libres de materia densa o encapsulada en él, fórmulas precisas, objetivas y específicas para las necesidades y perplejidades que cada individuo debe, respectivamente, atender y disolver por sí mismo.

Esta advertencia es de suma importancia. Primero, porque la idea de tener a alguien que nos muestre, sin costo, el mapa del camino evolutivo (único, y que varía de persona a persona) es muy conveniente. Segundo, porque uno encontrará fácilmente en el plano de existencia física y/o extra-física, a aquellos que desean presentar normas y esquemas predefinidos para el pensamiento y el comportamiento de otros, a menudo degenerando en control y manipulación sutiles o crasos, ya sea en el entorno familiar, profesional, académico o terapéutico, ya sea en el campo de las religiones o en la interacción mediúmnica con otras dimensiones de la conciencia.

La libertad de discernimiento y acción es una concesión inalienable e inviolable de Origen Divino. La gran y continua lección de desafío, sin embargo, consiste en reconocer las voces mentales (internas o externas), que realmente resuenan con la propia conciencia (que naturalmente sintoniza con la Voluntad de Dios y Sus representantes), distinguiéndolas de otras voces psíquicas (dentro o fuera de uno mismo), que se revelan, después de un análisis más preciso, como vectores de prejuicios, de moralismo castrante y de fanatismo diabólico, siempre llevando a rutas de sufrimiento extremo y evitable de un lapso de tiempo indefinible, para todos aquellos que se dejan atrapar por sus trampas seductoras de sofisticación y maldad encubierta.
Estos vectores mentales engañosos y siniestros aparecen muy comúnmente, a los ojos de aquellos menos cautelosos, como manifestaciones elaboradas y bien terminadas del Bien. Recordemos la alerta grave de Jesús: “Velad y orad, para que no caigáis en tentación”… y también la advertencia Crística inolvidable y casi aterradora: “Esforzaos por entrar al Reino de los Cielos, porque estrecha es la puerta que conduce a la salvación…”
Benjamin Teixeira de Aguiar,  Benjamin Teixeira de Aguiar,  por el espiritu Eugênia-Aspásia. Para más información, llame al (860)629-0590 o visite www.facebook.com/Benjaminteixeiradeaguiar.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
December 24, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *