Abordando la Disparidad Racial en la Disciplina Escolar

View this post in other languages: English, Português

News

Abordando la Disparidad Racial en la Disciplina Escolar

By Julia Werth | CTMirror.com

Los estudiantes latinos en Connecticut son suspendidos de la escuela en un promedio de dos veces más que sus compañeros blancos, a pesar de que son ampliamente superados en número por los estudiantes blancos, según un reporte publicado el 26 de julio por Connecticut Voices for Children.

Los estudiantes latinos también sufren castigos más duros por los mismos comportamientos que sus compañeros blancos, resultando en más expulsiones y tasas de graduación más bajas para esta población, según el grupo de defensa.

Estas disparidades son especialmente atroces, indica el reporte, cuando se toma en cuenta el hecho de que los estudiantes blancos comprenden el 54 por ciento de la población K-12 del estado. Los estudiantes latinos, en comparación, representan el 25 por ciento.

Pero con el acuerdo final de Alicia B. vs. Malloy, un caso presentado contra el estado en 2015 para mejorar la educación alternativa de calidad inferior ofrecida a los niños expulsados en todo el estado, tales inequidades podrían ser examinados más detenidamente.

Este acuerdo, que también fue anunciado el 26 de julio, “requiere que el Estado ofrezca orientación adicional a los distritos escolares, proporcione recursos para reducir las expulsiones a los distritos escolares, familias y la comunidad, y supervise y aborde las disparidades raciales en las expulsiones”.

Además, el estado deberá ofrecer a los estudiantes expulsados planes de aprendizaje individualizados que cumplan con los estándares de oportunidades educativas alternativas que se desarrollaron, en parte, en respuesta a la demanda original.

Desde 2017, se requiere que el estado brinde a los estudiantes expulsados “una experiencia integral a tiempo completo, en la que el tiempo dedicado a la instrucción y el aprendizaje sea comparable con lo que el alumno tendría en un entorno regular”.

Para abordar las disparidades raciales, los autores del reporte Connecticut Voices for Children creen que deben haber una mayor cantidad de datos y de más fácil acceso. Recomiendan específicamente que el estado mejore el acceso a los datos sobre la disciplina escolar.

“El Departamento de Educación estatal debe divulgar los tipos de cosas por la que expulsan a los estudiantes, como llevar un arma a la escuela, comportamiento amenazante, física o verbalmente, etc., y luego clasificarlo por raza, pero no por raza y género,” dijo Lauren Ruth, quien fue coautora del informe con Camara Stokes-Hudson.

Actualmente, para ver cómo se cruzan los datos de expulsión y otros datos disciplinarios por raza y género, debe presentarse una solicitud específica al departamento de educación del estado. Ruth y Stokes-Hudson indican que el estado debería simplemente informar los datos más específicos desde el principio.

Los datos disponibles indican que ha habido una mejora en las acciones disciplinarias, el ausentismo crónico y las tasas de graduación en todos los grupos raciales, sin embargo, la brecha entre los grupos raciales no está disminuyendo.

“En los últimos años, hemos visto algunas mejoras en muchas áreas”, dijo Stokes-Hudson. “Pero la disparidad, la brecha, aún existe”.

El reporte de Connecticut Voices for Children también profundiza la falta de profesores latinos y otras minorías en el estado, la baja inscripción a cursos avanzados y programas especiales de estudiantes latinos, y la gran cantidad de estudiantes latinos crónicamente ausentes.

El estado está tomando otros pasos para abordar estas brechas. En mayo, por ejemplo, los legisladores aprobaron una legislación que requiere que el Departamento de Educación “tome ciertas medidas para reclutar y retener a los maestros de las minorías”.

El estado “ha tomado medidas para abordar todas las áreas recomendadas en el informe”, dijo Peter Yazbak, director de comunicaciones del departamento de educación.

Además de reclutar docentes de minorías, el departamento busca ampliar la capacitación contra los prejuicios, ampliar los esfuerzos y apoyo a los docentes de color, y ampliar el acceso a programas e intervenciones relacionadas con el ausentismo crónico.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
August 1, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *