No Tenga Miedo de Pedir Ayuda

View this post in other languages: Português, English

immigracion, News

No Tenga Miedo de Pedir Ayuda

By William Hennessy, Esq.

Este será el primero de dos artículos basados en un tipo de caso con el que trabajo demasiado a menudo.

María (nombre ficticio de una cliente) vino a mi oficina para hacer una consulta. María había tenido una relación abusiva en su país de origen. Primero trató de alejarse de su esposo quedándose con amigos o familiares en otra ciudad, pero él siempre la encontraba y no permitía que lo dejara, y cuando ella regresaba a su hogar, el abuso se reanudaba. Intentó pedir ayuda a la policía, pero dijeron que ” no se interpondrían entre un hombre y su mujer”. Hace muchos años, ella huyó a los Estados Unidos. Después de un tiempo, su esposo la convenció de que él había cambiado y le dijo que le enviara dinero para que pudiera unirse a ella en los Estados Unidos. Ella estuvo de acuerdo porque él dijo que era suya y que pertenecían juntos. Ella hizo esto y, finalmente, el abuso comenzó de nuevo. Ella no iba a la policía porque era “ilegal” y no quería que la enviaran a la cárcel por eso. Ella huyó a su país de origen, él la siguió, ella trató de esconderse en su casa, él la siguió y, sin embargo, la policía no la ayudó. Finalmente, ella decidió regresar a América. Cuando cruzó la frontera, las autoridades de EE. UU. la capturaron. Ella ahora está bajo fianza y pregunta qué puedo hacer por ella.

Analizando este caso, sé que hubo al menos dos veces en el pasado donde María pudo haber pedido ayuda en los EE. UU. y dos veces donde su sufrimiento pudo haber terminado antes. La primera es cuando ingresó originalmente a los EE. UU. Y la segunda vez cuando su esposo abusó de ella mientras estaba en EE. UU. (Esto se cubrirá el mes próximo).

María era elegible para solicitar asilo la primera vez que ingresó, y ahora es elegible. Para obtener asilo, una persona debe demostrar que: teme regresar a su país, donde él o ella será lastimado si regresa; que fue perjudicado porque es parte de un “grupo social particular”; que su gobierno causó el daño o que no controlaría a los que sí lo hicieron; y que no hay ningún lugar en el país de origen del solicitante donde podría estar seguro.

María pudo haber demostrado todo esto cuando ingresó por primera vez a los EE. UU. Sufrió abusos por parte de su esposo y tenía fotografías y cartas de amigos y familiares para demostrarlo. Su marido la estaba golpeando porque era una mujer a la que consideraba su propiedad y no la dejaba abandonar la relación. Los tribunales reconocen esto como un “grupo social particular”. La policía en su país se negó a ayudarla porque no querían meterse entre un hombre y su mujer, es decir, el gobierno no la estaba protegiendo, y finalmente demostró que intentó huir de su esposo en su país de origen antes de venir a EE.UU.

Si usted, o alguien que conoce, está en los Estados Unidos sin documentos y tiene miedo de regresar a su país de origen por algún motivo, póngase en contacto con un abogado de inmigración y vea si es elegible para obtener asilo.

William T. Hennessy, Esq, ha estado ejerciendo derecho durante diez años. Recientemente abrió una oficina en Danbury, Connecticut, y está ansioso por ayudar a la comunidad donde creció.

Si tiene alguna pregunta, no dude en comunicarse con él en cualquier momento. Teléfono (475) 329-5387
Correo electrónico- WHennessyEsq@gmail.com Sitio web WHennessylaw.com

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
December 26, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *