¡Que no le Engañen Cuando Vea a un Lindo Cachorrito en el Mostrador!

View this post in other languages: English, Português

Get Smart - Pass It On

¡Que no le Engañen Cuando Vea a un Lindo Cachorrito en el Mostrador!

By Catherine Blinder

Usted desea un cachorro, pero dice a todos que es su hijo lo quiere, y es cierto, el pequeño Timmy lo quiere, pero, en realidad, es usted quien no puede esperar a llevar a ese perro a casa.
Cualquiera que piense que está listo para tener una mascota debe visitar los refugios locales para perros, las sociedades humanitarias y los grupos de rescate antes de comprar una raza costosa en una tienda de mascotas.
Pero si está decidido en conseguirlo de un criadero o tienda de mascotas, es posible que desee volver a verificar que en realidad está comprando el paquete pequeño y peludo y no lo está arrendando.
Sí, el arrendamiento de mascotas es una industria bastante nueva pero muy real. Es una práctica depredadora que obliga a las personas a adquirir cachorros caros y que no siempre comprenden que esencialmente están arrendando un animal por años, y que pagan mucho más de lo que podrían haber esperado.
No hay nada ilegal en el alquiler con opción a compra de un animal vivo de la misma manera que podría pagar por un automóvil o un sofá. Los contratos utilizados por las empresas más importantes de arrendamiento de mascotas incluyen la palabra “arrendamiento” varias veces e informan a los arrendatarios que están “arrendando una mascota y que no tienen derechos de propiedad sobre la mascota a menos que ejerza su opción de compra.”
Pero a menudo los empleados de las tiendas de mascotas o criaderos suelen pasar por alto los términos del contrato de arrendamiento, ya sea porque no los entienden o porque quieren vender.
Incluso si los contratos pueden verse legalmente sólidos, son éticamente problemáticos, en parte porque la persona que cuida al cachorro no tiene derechos de propiedad y cualquier persona que tenga una mascota sabe que puede ser costoso cuidarla. Los contratos también establecen que los arrendatarios son responsables del “servicio y mantenimiento” de la mascota, y advierten que la compañía podría recuperar al cachorro adorable si se incumple el contrato de arrendamiento.
Tratar a un perro como un objeto inanimado es objetable para cualquier persona que haya tenido un perro como parte de su familia: usted es responsable de su cuidado y seguridad y, a cambio, ellos son compañeros leales y amorosos.
El blog de información para el consumidor de la Comisión Federal de Comercio advirtió recientemente sobre esta práctica, advirtiendo que las personas que alquilan mascotas todavía pueden estar pendientes de los pagos, incluso si el animal muere o huye.
Al igual que la compra de un auto de “compre aquí, pague aquí” o muchos arreglos de “alquiler con opción a compra”, ¡está legalmente obligado a pagar el contrato sin importar lo que suceda con el automóvil, el sofá o el Collie!
Para empeorar las cosas, estas estafas se aprovechan de las personas con crédito malo y aprovechan las emociones de las personas.
Algunas de estas tiendas de mascotas se dan la vuelta y venden el contrato de arrendamiento a otra empresa, y lo que pasa después es que el propietario recibe una factura de una compañía de la que nunca ha oído hablar.
¿Y cuál es el problema si el financiamiento es o no a través de un préstamo o contrato de arrendamiento? Los préstamos están sujetos a las leyes, que establecen el monto de interés que se puede cobrar. Los arrendamientos no tienen esas mismas restricciones. No hay límite en el interés que se le puede cobrar. Por ejemplo, algunas de estas compañías tienen tasas de interés que van de 36% a 170%. Para poner eso en perspectiva, la tarjeta de crédito promedio tiene un APR de alrededor del 15%.
Estos arreglos pueden resultar en un mal crédito si no cumple con los pagos o los retrasa.
Como siempre, esta es otra razón para leer siempre cuidadosamente un contrato y hacer preguntas si no entiende completamente.

A continuación se presentan alternativas a esta estafa:

  • Compre de refugio. Si puede sentirlo en su corazón, consiga un perro de un refugio. Seguirá pagando, pero los costos son mucho más bajos. ¡Estará haciendo una buena acción y obteniendo un perro que realmente necesita un hogar!
  • Haga un presupuesto para su perro. No importa cómo consiga a su perro, hay una manera de asegurarse de no quedarse atascado con un contrato de arrendamiento: tener el dinero para cubrir el costo en primer lugar.
  • Compre seguro de mascotas. Los perros son caros inicialmente Pueden ser incluso más caros a lo largo de sus vidas, especialmente si hay problemas médicos que aún no se pueden tomar en cuenta. El seguro para mascotas significa que las costosas facturas del veterinario no arruinarán sus finanzas tanto como lo haría un contrato de arrendamiento.

Cuidar a un perro, desde sus caminatas hasta el entrenamiento para ir al baño y la limpieza después de un entrenamiento fallido, es mucho trabajoso, pero la mayoría de las personas no consideran el trabajo que debe realizarse antes de llevar al perro a casa. Asegúrese de que sus finanzas estén en orden para que no se sienta tentado por el arrendamiento de un perro, y le quedará dinero para mimar a su peludo amigo en los próximos años.
Y como siempre, ¡pase la voz a amigos y familiares!
¡DCP desea unas felices y seguras fiestas a la familia de lectores y anunciantes de Tribuna!
Este artículo fue escrito por Catherine Blinder, oficial principal de educación y divulgación del Departamento de Protección al Consumidor del Estado de Connecticut. Para más información sobre cómo el Departamento de Protección al Consumidor puede ayudarle, visítenos en línea en www.ct.gov/dcp.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
December 19, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *