¡Nunca es Demasiado Temprano para Consejos de Compras Navideñas!

View this post in other languages: English, Português

Get Smart - Pass It On

¡Nunca es Demasiado Temprano para Consejos de Compras Navideñas!

By Catherine Blinder

Es otoño y hora de disfrutar estas últimas semanas de calor. Ahora que Halloween ha pasado, ¡podemos comenzar a prepararnos para la próxima temporada de vacaciones!

Desafortunadamente, en esta temporada Acción de Gracias trae consigo, aparte de familiares y amigos y comida, el frenesí de compras de Viernes Negro. Sin embargo, a medida que más y más personas intentan evitar salir a la multitud y quedarse en casa a comprar en línea, es importante recordar que hay formas de protegerse contra el fraude y obtener la mejor oferta.

¡Así que veamos formas en que puede ahorrar dinero y tratar de adelantar sus compras navideñas!

Un poco de investigación puede ahorrarle mucho dinero. Incluso cuando sabe lo que quiere, puede ser abrumador elegir entre docenas de productos, marcas y sitios web. Use estos consejos para obtener la mejor oferta y evitar ser víctima de un fraude en línea.

Piense en lo que quiere.
¿Desea un producto de primera línea o algo genérico? ¿Quiere una marca en particular? ¿Hay características “imprescindibles”? ¿Cuál es su presupuesto? Si decide lo que es importante para usted por adelantado, es menos probable que realice una compra impulsiva.

Investigue sobre los productos.
A menudo, las características de un producto básico y la versión de primera línea del mismo fabricante son las mismas, y los “extras” representan la diferencia en el precio. Por ejemplo, es posible que tenga que pagar extra por una tostadora con un reloj y una campanilla elegante, incluso si convierte el pan en una tostada como un modelo menos costoso. Los sitios de fabricantes a menudo tienen mayor información sobre las características del producto. Vale la pena leerlos cuidadosamente.

Utilice los motores de búsqueda.
Si cree que ha encontrado una buena ganga, pero no está familiarizado con el producto o la compañía que lo vende, estúdielo un poco más. Escriba el nombre de la compañía o del producto en su motor de búsqueda favorito con los términos “revisión”, “queja” o “estafa”. Si encuentra malos comentarios, tendrá que decidir si la oferta vale la pena. Después de todo, solo es una buena oferta si realmente obtiene un producto que funciona. Esta es también una buena idea para cualquier proveedor de servicios que esté considerando.

Visite los sitios de comparación de compras.
Estos sitios lo conectan con muchos minoristas que venden el mismo producto, a veces a precios muy diferentes. Compare su precio de compra total, incluyendo envío y manejo, e impuestos, en lugar de solo el precio de venta. Diferentes sitios también tienen diferentes políticas de devolución. Verifique la política y averigüe si se le cobrarán cargos adicionales por envío o reposición de existencias. Algunos sitios incluso le permiten registrarse para recibir alertas cuando cambian los precios.

Considere utilizar cupones en línea.
Algunas compañías ofrecen descuentos a los compradores en línea por correo electrónico; otros sitios recopilan y enumeran códigos para envíos gratuitos y otros descuentos. Para buscar descuentos, ingrese el sitio web o el nombre de la compañía y “descuento”, “cupón” o “envío gratis” en un motor de búsqueda. Manténgase alejado de los sitios que le hacen descargar software o ingresar información financiera para acceder a los códigos. Nunca ingrese su información personal.
También tome en cuenta que un precio de cupón no siempre es la mejor oferta, una vez más, es importante hacer su investigación.

Lea los comentarios pero sea escéptico.
Al considerar una revisión, piense en la fuente de la información: ¿proviene de una organización experta imparcial, un consumidor, muchos consumidores individuales, un columnista o la propia compañía?
Puede obtener una buena idea sobre el rendimiento de un producto leyendo las reseñas de los usuarios en los sitios de comparación de compras o minoristas. Pero es posible que no representen la experiencia de todos los compradores: la FTC ha demandado a las empresas que publicaron comentarios “falsos” positivos. Y algunos comentarios negativos pueden venir de los competidores.
También puede buscar sitios web que se especialicen en revisar productos. Estos sitios no venden productos, pero ofrecen revisiones y comparaciones de expertos.

¿Qué pasa si hay un problema?
Hágase algunas preguntas: ¿Tiene la marca una reputación de buenos productos y excelente servicio al cliente? ¿Cuál es el tiempo de entrega prometido? ¿Cómo contactará al vendedor si hay un problema? ¿La compañía aceptará devoluciones? Si es así, ¿se le cobrará una tarifa de reposición de existencias? Si necesita más información de la que puede encontrar en el sitio, use la casilla de “chat” o “ayuda” que tiene la mayoría de los sitios minoristas.
Si compra cuidadosamente y se toma tiempo para no tener prisa, hacer compras desde su casa puede ser más relajante y permitirle tiempo adicional para la familia y amigos en la temporada festiva.
Y como siempre, ¡pase la voz!

Este artículo fue escrito por Catherine Blinder, oficial principal de educación y divulgación del Departamento de Protección al Consumidor del Estado de Connecticut. Para obtener más información sobre cómo el Departamento de Protección al Consumidor puede ayudarle, visítenos en línea en www.ct.gov/dcp.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
November 8, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *