Cuando Nana Muere: Niños que Sufren la Muerte

Ver esta noticia en English, Português

Educacion, PADRES Y NIÑOS

Cuando Nana Muere: Niños que Sufren la Muerte

By Anne E. Mead - Traducción: Jamal Fox

La semana pasada, tres de mis nietos sufrieron la muerte de su “Nana”. Nana era el amor de sus vidas y hacia que cada festividad sea especial para ellos. Siempre tenía una baratija, un par de orejas navideñas o una historia para compartir con ellos.

¿Cómo se explica la muerte a niños de 9, 7 y 5 años? ¿Qué preguntas podrían hacer? ¿Cómo no asustarlos pensando que podrían morir también? ¿Qué significa “ir al cielo”? Estoy orgullosa de cómo mi hija y su esposo lo manejaron. Todos la visitaron varias veces en el hospital y le contaron todo lo que hacían durante el día en la escuela y en casa. Los niños ayudaron a hacer fotos para colgar en su habitación cuando fue trasladada al hospicio. Dibujar les ayudó a sentir que estaban ayudando a que Nana se sienta mejor. Dos noches antes de que ella falleciera, los niños pudieron darles grandes abrazos y besos, y ella era capaz de abrazarlos y decirles buenas noches. Este es el recuerdo de su Nana.

La mañana después de su muerte, sus padres les explicaron que Nana ya no tenía más dolor, que estaba en un lugar seguro, y que estaba mirándolos. Al principio hubo poca reacción, estaban entumecidos al darse cuenta de lo que se les decía. Uno preguntó “¿dónde está ahora?” “En el cielo.” Una respuesta simple, ya que ellos sabían lo que era el cielo. A medida que avanzaban los días se respondían otras preguntas dándoles la información apropiada para su edad y ayudándoles a procesar lo que estaban sintiendo. Eran comunes los comentarios como “está bien estar tristes, todos extrañamos a Nana”.

 
Los niños necesitan saber que la muerte no da miedo. A todos no toca en algún momento, pero nunca decimos que la persona “se fue a dormir”. Podrían sentir miedo y no queremos que los niños comparen la muerte con el sueño. Ayúdelos a nombrar y expresar sus sentimientos hablándoles de manera amorosa. Los niños son como pequeños barómetros, pueden leer las emociones de los adultos. Está bien decirle a su hijo que usted se siente triste. La comprensión adicional, el apoyo, la seguridad y la estructura ayudarán al niño a contrarrestar su ansiedad y tristeza. Asegúrese de decirles quién cuidará de ellos ahora y que la ayuda está allí para ellos. Los niños que asisten a la escuela pueden pedir hablar con el trabajador social de la escuela. Una llamada o una nota a la maestra del niño es siempre una buena idea. La maestra puede ayudar al niño a buscar la ayuda del trabajador social de la escuela.

 
Nosotros ayudamos a preparar a los niños leyendo “Fall of Freddie the Leaf” (la Caída de Freddie la Hoja), una historia infantil sobre la vida de una hoja, por Leo Buscaglia. La historia también está disponible en You Tube. El centro Healing Heart Center is Danbury (203-702-7400) tiene grupos de apoyo para niños de todas las edades y sus padres. Ellos organizan un programa de verano para niños que sufren. Todos sufrimos la muerte en algún momento de nuestra vida. Durante la celebración de vida de Nana, todo el mundo habló de cómo le encantaba bailar, que siempre tenía una sonrisa en la cara y amaba a sus nietos. Así es como debemos recordarla. Descansa en paz Nana.

 
Anne E. Mead, M. Ed., es la administradora de los Programas de Educación Infantil y Aprendizaje Extendido de las Escuelas Públicas de Danbury. Si tiene alguna pregunta, no dude en comunicarse con ella al 203-830-6508 o meadan@danbury.k12.ct.us.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
March 25, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *