El Efecto Post-Electoral: El Odio y la Ignorancia no Son Exclusivos a Ninguna Facción de Nuestra Sociedad

Ver esta noticia en: English, Português

Editorial

El Efecto Post-Electoral: El Odio y la Ignorancia no Son Exclusivos a Ninguna Facción de Nuestra Sociedad

By Emanuela Palmares- Traducción: Jamal Fox

Según la Oficina Federal de Investigación (FBI), los crímenes de odio contra musulmanes, personas LGBT y negros están en aumento en los Estados Unidos después de estar en niveles bajos durante los últimos 20 años. El Centro de Leyes de la Pobreza del Sur (SPLC en inglés) registró más de 200 reportes de incidentes relacionados con racismo y prejuicio en las escuelas de K-12 luego de las elecciones presidenciales.

En Danbury, la policía está investigando una media docena de casos en los que se pintaron esvásticas con spray en propiedades privadas durante las últimas semanas, la más reciente durante el fin de semana después de las elecciones, cuando se dejó un símbolo nazi en una casa y un coche aparcado en Division Street.

En Wilton, ese mismo fin de semana durante un partido de fútbol americano de secundaria contra Danbury, los estudiantes de secundaria de Wilton corearon, “¡Construyan el Muro!”

Y en Meriden, dos hombres fueron arrestados después de supuestamente atacar a un hombre que estaba agitando una bandera americana y sosteniendo un letrero de la elección de Trump. La policía dijo que los dos sospechosos de sexo masculino detuvieron su automóvil, salieron del vehículo y comenzaron a golpear y patear al hombre, obligando a la víctima a correr por la calle.

Yo vi de primera mano, como profesional y como alguien involucrada en la comunidad de Danbury, que el odio y la ignorancia no son exclusivos a ninguna facción de nuestra sociedad. Tampoco lo son el amor o la compasión. Cualquiera que trate de hacernos creer que el odio puede atribuirse a algún grupo general de personas es también parte del problema.

No podemos negar que la retórica de las elecciones presidenciales ha envalentonado a los que albergan odio hacia un grupo de personas. Pero el odio es un comportamiento aprendido, que puede ser pasado generacionalmente por algunos, ciegos a la pared que construyen a su alrededor, aislándolos del mundo.

La solución es mirar a todos desde un lugar de comprensión, dejando a un lado nuestra necesidad de estar en lo cierto, dando espacio a la necesidad de los demás de ser escuchados. Necesitamos escuchar a TODAS las personas. Necesitamos hacer más preguntas y hacer menos suposiciones.

Debemos ser compasivos en su definición más profunda: una forma de amor, despertada dentro de nosotros cuando nos enfrentamos con aquellos que sufren o son vulnerables. No depende de nosotros definir lo que es el sufrimiento, o considerar quién puede pretender vulnerabilidad.

El color de la piel, el país donde nació, a quién ama, a quién adora o a qué partido político pertenece son sólo una de las muchas facetas de su humanidad.

¿Suena utópico? Puedo asegurarles que no lo es. Mi historia como inmigrante y las historias de miles de otras minorías no habrían sido posible si no fuera por aquellos que estaban dispuestos a escuchar, a mirar todas nuestras facetas y ver que teníamos más en común que diferencias.

La oscuridad que vemos hoy en nuestra ciudad, en todo nuestro estado y en todo nuestro país no es nuevo. Tampoco lo es nuestra luz y depende de nosotros asegurar que cada generación la haga brillar más y más fuerte. Debemos hablar pero también escuchar. Debemos usar el amor para expulsar el odio.”

“La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad, sólo la luz puede hacer eso. El odio no puede expulsar al odio, sólo el amor puede hacer eso”.

– Martin Luther King, Jr., A Testament of Hope: The Essential Writings and Speeches

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
November 28, 2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *