Reporte Especial de Acción de Gracias: Sea un Héroe para un Niño

View this post in other languages: English, Português

Cover, News

Reporte Especial de Acción de Gracias: Sea un Héroe para un Niño

By Daniel Trock

Un estudio publicado recientemente reveló que el sistema de adopción temporal de los EE. UU. muestra una desconexión preocupante entre la cantidad de niños bajo el sistema y la cantidad de hogares disponibles. En algunas áreas del sistema de hogares de guarda, Connecticut ha visto mejoras, pero la necesidad de más hogares de guarda aún es un problema.

Chronicle of Social Change (CSC), una publicación de noticias diaria dedicada a temas que afectan a la niñez, recopiló datos de todo el país sobre el sistema de crianza y adopción. La atención se centró en la cantidad de niños que actualmente están en el sistema, el número de camas disponibles en los hogares de guarda con licencia y el número de hogares en general.

Las estadísticas recopiladas se compararon entre los años 2012 y 2017, ya que 2012 marcó el primer aumento notable en el número de niños en hogares de guarda.

Los hallazgos clave del estudio indican que al menos la mitad de los estados del país han tenido una capacidad de acogida reducida entre 2012 y 2017. Estos estados tienen a más niños en el programa de guarda y menos camas, o un ligero aumento en las camas además de un notable aumento en jóvenes acogidos.

También hubo déficits localizados en algunos estados que requieren que los niños sean enviados mucho más lejos de sus hogares. Incluso en los estados donde se hizo un esfuerzo sustancial para aumentar el número de camas disponibles, la población de acogidos continúa superándolo.
Algunos estados han aumentado su dependencia del cuidado de familiares (enviando a niños acogidos a sus familiares), pero el crecimiento en ese frente ha sido comparativamente pequeño.

Connecticut, en particular, tuvo 4,563 jóvenes en hogares de guarda en 2012. Esto bajó a 3,908 en 2015, una mejora de aproximadamente 14 por ciento, pero luego aumentó a 4,402 en 2017, casi volviendo a donde originalmente estaba. El número de niños en hogares de acogida sin familiares en 2012 fue de 2.377, que disminuyó en un 19 por ciento o 1.921 en 2017. Al colocar estos conjuntos de estadísticas uno al lado del otro, es muy fácil ver la disminución de los hogares de guarda disponibles para acomodar a la creciente población joven.

El jefe de edición de CSC, John Kelly, habló sobre estos hallazgos. “[CSC] se embarcó en esta investigación debido a una tendencia extraña que notamos: después de un largo período antes del 2012 cuando disminuyó el número de niños en hogares de guarda, los datos federales han demostrado desde entonces que esa cifra solo ha aumentado. Nuestra pregunta principal era: ¿qué está pasando con el suministro de hogares de guarda? ¿Cuál es la capacidad de estos estados para acoger a los niños a medida que aumentan?”
Cuando se le pidió su análisis de los datos de Connecticut, Kelly dijo que el número de hogares con licencia se ha reducido significativamente. Al mismo tiempo, Connecticut es uno de los estados que más ha aumentado drásticamente el porcentaje de niños bajo guarda temporal que se han colocado con familiares. Los números que recopilamos cuentan con el respaldo de lo que se denomina “Revisión de servicios para niños y familias [CFSR]”, una evaluación periódica de estados realizada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos. En la segunda ronda de la CFSR en 2008, notaron una grave escasez de hogares de crianza, y esas cifras continuaron disminuyendo.

“Lo más alarmante que vi en CFSR pasó en la tercera ronda de revisión de Connecticut, fue un comentario de los interesados entrevistados para la evaluación”.

El comentario dice lo siguiente: “Es difícil cerrar los hogares de guarda, incluso cuando se justifica una investigación de abuso o negligencia, debido a la escasez de estabilidad de la colocación en hogares de guarda y para lograr las adopciones de manera oportuna”.

“Es difícil evitar que un padre de guarda haga que los niños sean referidos a ellos”, continuó Kelly, “incluso cuando se ha demostrado que ese padre de guarda cometió abuso o negligencia”. No sé cómo podrían ver eso y no considerarlo como un motivo de preocupación de que no hay suficientes padres de crianza”.

Cuando se le preguntó si la investigación tenía a algún tipo de solución, Kelly respondió que no era exactamente su objetivo llegar a una gran conclusión sobre lo que debería hacerse, sino arrojar luz sobre el problema actual: que no hay ninguna recopilación federal de esta información ni datos buenos en general.

“Queríamos tratar de poner cifras al asunto y ver dónde estaban los estados en términos de traer casas nuevas y mantener las que hay. Mi esperanza es que este sea el comienzo de la conversación sobre la mejor manera de reclutar a más hogares y garantizar su calidad. Tampoco se trata solo de traer nuevas familias, sino también conservar las que se tienen. Necesitamos escuchar a los padres de guarda temporal y asociaciones y escuchar por qué algunos de ellos ya no están disponibles o dejaron la red de cuidado de guarda temporal”.

El Director del Departamento de Niños y Familias de Connecticut, Gary Kleeblatt, opina que, contrariamente a los hallazgos del estudio, se han producido varias mejoras en Connecticut.

“De hecho, tenemos un 10 por ciento menos de niños en hogares de guarda, lo cual es algo bueno, ya que estar en hogares de guarda pueden ser traumáticos. También reducimos el número de niños en un entorno institucional en dos tercios. Finalmente, duplicamos el uso de parientes para niños bajo guarda. Ciertamente aún hay mejoras que nos gustaría ver, pero se han dado pasos para mejorar el sistema”, dijo Kleeblatt.
No obstante, el Departamento siempre está buscando reclutar futuros padres de guarda temporal y padres adoptivos que tengan la capacidad de ofrecer un hogar amoroso y afectuoso. “Tenemos una necesidad en particular de familias para adolescentes, grupos de hermanos, niños con necesidades médicas complejas y niños de color”, dijo Kleeblatt y agregó: “Los padres de guarda y padres adoptivos nos dicen que lo hacen porque les resulta muy gratificante emocionalmente y satisfactorio cuando desarrollan una relación con un niño así. Puede ser desafiante y difícil, y realmente, cualquier padre dirá eso, pero también es maravilloso e imparte mucha alegría a los niños y padres”.

Según el sitio web de adopción y crianza del Departamento de Niños y Familias de Connecticut, actualmente hay un proceso de siete pasos para convertirse en padre de guarda.

  1. Una persona o familia interesada en convertirse en padre/familia de guarda temporal.
  2. El interesado asiste a una jornada a puertas abiertas para obtener información y se somete a una verificación preliminar de antecedentes.
  3. Se visita el hogar del interesado para evaluar su entorno y se le pregunta sobre sus motivaciones para obtener una licencia, entre otras preguntas.
  4. Capacitación en Recursos para Padres para la Información, Desarrollo y Educación (PRIDE) como parte de la evaluación de licenciatura (5-10 semanas).
  5. Seguimiento de visitas a domicilio y entrevistas, más una evaluación mutua.
  6. El interesado recibe oficialmente una licencia para brindar atención a los niños que ingresan a la atención del Departamento.
  7. Luego de obtener la licencia, el interesado es asignado un trabajador de apoyo, y debe asistir regularmente a grupos de apoyo, capacitación posterior a la licencia y servicios de apoyo de CAFAP (Alianza de Familias de Guarda y Adopción de Connecticut).

Si usted está interesado en convertirse en un padre de guarda o adoptivo con licencia, llame al 1-888-KID-HERO (1-888-543-4376 # 1).

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
November 23, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *