Pianista y Mezzo-Soprano Brasileña Divide su Pasión Musical

View this post in other languages: Português, English

Columnas, Little Brazil

Pianista y Mezzo-Soprano Brasileña Divide su Pasión Musical

By Karla Rensch

La música es una de las pasiones que acompaña a un ser humano durante su proceso de evolución. Además de reconocer y sobrepasar los límites culturales y económicos, la música es para muchas personas el alimento que nutre su alma. Podemos observar que tanto en EE. UU. como en Brasil, el amor por la música es generalizado y estimulado desde la infancia.

Rebecca Batista de Almeida despertó su pasión por la música a una edad temprana cantando en un coro en su escuela en Río de Janeiro, Brasil. El piano entró en su vida un poco más tarde, pero con toda su fuerza, y permaneció con ella hasta el día de hoy.

La pianista Carioca (originaria de Río de Janeiro) completó su licenciatura en Música con especialización en Piano en la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ). Después de ser invitada a estudiar en Alemania y luego en EE. UU., Almeida decidió emigrar al estado de Connecticut y obtener una maestría en Piano Performance and Pedagogy. Actualmente, ella llama a esta parte del mundo su hogar.

Almeida comenta que aboga ávidamente por enseñar música a todas las edades. Los beneficios de la música van más allá del desarrollo emocional y social. Se ha demostrado que la música ayuda al desarrollo de la inteligencia y las capacidades cognitivas, lo que lo hace aún más importante para los niños.

La actividad musical, ya sea tocar un instrumento o cantar, exige largos períodos de atención enfocada en las habilidades visuales, auditivas y motoras, lo que a su vez promueve un alto nivel de habilidades cognitivas en otras áreas, como matemáticas, aprendizaje de idiomas y la ciencia, entre otros. Como si eso no fuera lo suficientemente alentador, los niños y adultos dedicados a tocar un instrumento o que han estado cantando durante años han demostrado puntajes IQ más altos.

Rebecca comparte que sucedió algo inusual mientras estudiaba para obtener su maestría en piano. Para la desesperación de sus profesores, que querían que se centrara en el piano, ella se dejó seducir una vez más por una pasión latente: el canto. Y lo que parecía ser solo un pasatiempo como tantos otros, cantar en la iglesia o en conciertos entre amigos, terminó cautivando por completo su corazón.

Hoy en día, Almeida canta con varias compañías de ópera en Connecticut, como CT Lyric Opera y Hartford Opera Theatre. Desde 2016, ha llevado su voz a la Toscana en Italia, donde regresa todos los veranos.

La pianista y mezzo-soprano brasileña divide su tiempo entre su trabajo como Ministra de Música, su piano, sus estudiantes de canto, óperas, presentaciones musicales y conciertos, y cantando en eventos en duetos con su esposo, Blake Hansen, quien también toca el piano.

En conclusión, Almeida comparte que espera que el bello arte de la música penetre en más corazones y atraiga aún más seguidores.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
April 4, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *