La Crisis Opioída en America

View this post in other languages: English, Português

Columnas, Lo Que Debe Saber

La Crisis Opioída en America

By Valerie B. Calistro, Esq. Socia Administradora de Ventura Law

Se calcula que más de 55.000 estadounidenses mueren cada año por una sobredosis de drogas, lo que lo ha convertido en la principal causa de muerte de personas menores de 50 años. El 60% de estas muertes son causadas por opioides. El aumento de estas muertes en los últimos 15 años ha sido escalofriante: un aumento de más de tres veces.

Además de la cantidad devastadora que esta epidemia está causando a los adictos, familiares y amigos, el costo para las agencias gubernamentales es de decenas de miles de millones de dólares cada año por el aumento a los costos en sanidad pública, centros de tratamiento, y gastos carcelarios.

Los opioides más comúnmente prescritos incluyen hidrocodona (como Vicodin, Lorcet y Lortab), oxicodona (como OxyContin, Percodan y Roxicet), metadona, fentanilo y morfina. Durante años, miles de personas han sido prescritas opioides analgésicos para el dolor crónico, y se han vuelto adictos o dependientes a estos medicamentos. Es bien sabido que el uso a largo plazo de los opioides conduce a la adicción, y millones de personas han arruinado, o perdido, sus vidas debido a la adicción y sobredosis.

Las demandas contra los mayores distribuidores de opiáceos del país tienen el potencial de ser uno de los casos más grandes nunca litigiados contra la industria farmacéutica. Las demandas contra los fabricantes, Purdue Pharma, McKesson Corporation, Cardinal Health, AmerisourceBergen, Janssen Pharmaceuticals (una filial de Johnson & Johnson), Endo International, Teva Pharmaceutical, Allergan (antes Actavis), Watson Pharmaceuticals y Covidien, se basan en alegaciones que las compañías exageraron los beneficios de la medicación y sabían que las drogas estaban siendo prescritas en exceso, pero no advirtieron a los médicos de la naturaleza extremadamente adictiva de estos narcóticos y la necesidad de limitar estrictamente su dosis.

Las acusaciones en contra de Purdue incluyen acusaciones de fraude y alentar conscientemente la adicción. Los abogados sostienen que la compañía promovió su medicamento OxyContin a la FDA y la comunidad médica como alternativa menos adictiva a otros analgésicos, alegando que duraría 12 horas. Esto no era correcto ya que el analgésico dura menos de 12 horas lo que hace que el paciente comience a sufrir ansiedad, lo que les hace depender de la droga. Es el proceso de retirada que a menudo conduce a la adicción real ya que el usuario siente la necesidad de reducir el dolor de la abstinencia.

La crisis sólo empeorará si no podemos detener a estas compañías farmacéuticas que valoran las ganancias más que las personas.

Ventura Law se ha dedicado a ofrecer a sus clientes un servicio legal compasivo y una voz fuerte en el proceso legal desde 1957. Con cuatro oficinas en Connecticut y una en la ciudad de Nueva York, somos un bufete de servicio completo, sirviendo a clientes que han sido heridos en casos que van desde accidentes de vehículos motorizados, accidentes de trabajo, responsabilidad de locales, o reclamo de productos farmacéuticos / dispositivos médicos.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
September 30, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *