Halloween o ¿Aleluya?

View this story in: English, Português

Articulos, Columnas, Little Brazil

Halloween o ¿Aleluya?

By Karla Rensch

Halloween es la fiesta no cristiana más grande celebrada en los Estados Unidos. A diferencia de lo que muchas personas puedan pensar, esta no se originó en la cultura de EE. UU. Comenzó en el siglo XVI en el Reino Unido. Los historiadores conectan sus inicios con el festival celta de Samhain (que señala el final del verano). Su gran popularidad puede ser una pista de que esta fecha reúne una mezcla de misticismo, naturaleza, muerte, romance y religión. Esta festividad fue tan bien aceptada que a lo largo de los años, se exportó a muchos países diferentes.

Los brasileños son personas alegres conocidas en todo el mundo por su creatividad y pasión por las fiestas. Aunque Halloween no es una tradición de la cultura brasileña, se puede decir que una gran parte de nuestra comunidad sale a la calle el 31 de octubre con sus pequeños para el “dulce o truco”.

Debido a que no es una celebración típica de su cultura, en Halloween, la comunidad brasileña que reside en los Estados Unidos se divide en tres grupos distintos, los que son aficionados, los que son indiferentes a la fecha y los que no lo celebran (o celebran “Noche de Aleluya” con disfraces de la Biblia y actividades domésticas) por razones religiosas.
Lo interesante es que, entre los tres grupos, encontramos a empresarios que ven en las fiestas la oportunidad de emprender negocios diversos y rentables en diferentes industrias.

El primer grupo incluye a los muy entusiasmados que aman la fiesta, que cuentan los días desde enero hasta el 31 de octubre. Son inmigrantes que se entregan a la fiesta, se disfrazan, visten a sus hijos con disfraces y organizan fiestas privadas decoradas creativamente en su hogar. La fascinación por Halloween alimenta su instinto emprendedor. Krika Palaia, una brasileña que transformó su pasión por la celebración en una empresa comercial, organiza fiestas muy populares que se originaron en su garaje, luego trasladó a su casa y ahora se llevan a cabo en instalaciones privadas para satisfacer la gran demanda.

HALLOWEENPaula Souzza, conocida como una de las mejores artistas de maquillaje en la comunidad brasileña, es parte del grupo más pequeño: el indiferente. Ella no celebra, pero hace negocios en esa fecha con su maquillaje artístico muy solicitado. Souzza indica que no puede satisfacer la demanda de los clientes brasileños por sus servicios en Halloween. Los clientes deben llamar con anticipación para poder reservar una hora en su agenda agitada.

El tercer grupo incluye personas que no lo celebran por motivos religiosos, pero si celebran la Noche de Aleluya en la iglesia o ignoran por completo la fecha.

El martes, 31 de octubre, la Iglesia Asamblea de Dios Emanuel, ubicada en la 40 Main Street en Danbury, celebra el “Día de Aleluya” desde las 5:30 pm a 7:30pm.

Ya sea que celebren Halloween o no, la comunidad brasileña también observa el 31 de octubre para festejar, hacer negocios u optar por un retiro espiritual. Directamente o indirectamente, somos una parte del mercado que hace de Halloween la fiesta en la que se vende más chocolate, superando a la Pascua y al Día de San Valentín en 2010. Feliz Halloween o ¡Aleluya!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
October 26, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *