La Autoobservación es Auto-Curativa

View this post in other languages: Português, English

Bienestar

La Autoobservación es Auto-Curativa

By Eric Faria

¿Alguna vez se detuvo para escucharse a sí mismo?

Escuchar es una de las habilidades más importantes de los seres humanos.

Yo llegué a la conclusión de que en el centro de un conflicto se produce un colapso en la comunicación y hay una incapacidad de las partes para entenderse entre sí.

Un conflicto suele ser un monólogo disfrazado de diálogo.

Tenemos la capacidad de detenernos y escucharnos a nosotros mismos. La comunicación es mucho más acerca de lo que otras personas escuchan cuando habla, o incluso cómo le ven cuando entra en una habitación, antes de pronunciar una sola palabra. Si no estamos conscientes de cuál es nuestra forma de comunicarnos con los demás, es hora de detenernos, pensar en las cosas que hemos estado haciendo o diciendo, reevaluar y elegir cómo enfrentar las situaciones y personas en nuestras vidas de hoy en adelante.

En este mundo acelerado en el que vivimos, es fácil vivir la vida sin ningún tipo de introspección. Escuchar es una de las habilidades más difíciles de dominar. La práctica, en este caso, llevará a más práctica. Requiere un compromiso serio. Dicho eso, usted se convertirá en un catalizador del cambio al vivirlo a diario.

La lección es, por lo tanto, escuchar, escuchar y escuchar. Las personas quieren saber que los están escuchando. Escuche realmente lo que la otra persona está diciendo, en lugar de formular su respuesta. Pida una aclaración para evitar malentendidos. En ese momento, la persona que le está hablando debe ser la persona más importante en su vida. Otro punto importante es tener una conversación a la vez. Esto significa que, si está hablando con alguien por teléfono, no responda a un correo electrónico ni envíe un mensaje de texto al mismo tiempo. La otra persona sabrá que no tiene toda tu atención.

Nuestras experiencias, creencias, valores, suposiciones, juicios y prejuicios previos influyen en la calidad de nuestra audición. Cada vez que escuchamos algo, evaluamos lo que estamos escuchando y esto a su vez desencadena nuestras reacciones emocionales y nuestro juicio. Si escuchamos algo que contradice nuestros valores o intereses, tendemos a reaccionar, ponernos a la defensiva. Nuestra capacidad de ser oyentes efectivos es rehén de nuestros propios filtros. Por lo tanto, nuestra capacidad para construir relaciones significativas, incluso con las personas más cercanas a nosotros, y nuestra capacidad de liderar de manera efectiva para hacer una contribución positiva, se ve negativamente afectada.

Tomar conciencia de las barreras para una comunicación efectiva que se encuentra en lo más profundo de nosotros mismos es un primer paso necesario para convertirnos en grandes oyentes. Debemos tomar conciencia de cómo nuestras experiencias de vida, género, raza, condición social, nivel educativo, religión, fallas y miedos pueden afectar nuestra capacidad de escuchar profundamente a otra parte.

No hay transformación de conflicto, ni resolución, a menos que haya un cambio en la dinámica de comunicación. A menos que haya tal cambio, las personas no pueden vincularse, replantear sus problemas y explorar posibles soluciones.

La transformación comienza con la capacidad de escucharnos a nosotros mismos. Cómo uno se ve a sí mismo, y la comunicación que proyecta al mundo cambiará en el momento en que se comunique con quien realmente es. Recuerde: la autoobservación es auto-curativa.

 

Eric Faria es especialista en comunicación y sinergia, podcaster, orador y columnista. Produce y presenta el programa de televisión I AM with Eric Faria, disponible en YouTube. El programa también es un podcast en Apple Podcasts y SoundCloud. Para contactarlo, envíe un correo electrónico a eric@ericfaria.com.ng.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
July 6, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *