La Historia de WALTER SUIN CHIN

Ver esta noticia en English, Português

American Dream Series

La Historia de WALTER SUIN CHIN

By María Danniella Gutiérrez-Salem - Traducción: Jamal Fox

Nuestro entrevistado de hoy es Walter Suin Chin quien, al igual que muchos, es inmigrante en la ciudad de Danbury. Le pregunté el origen de su apellido y me explicó: “Hace más de un siglo una gran cantidad de chinos emigraron a Ecuador huyendo del hambre y la pobreza, en busca de un mejor futuro. Ahora un siglo más tarde, el deseo de superación me motivó a convertirme en inmigrante.

 

Provengo de una familia con muchos principios morales que fomenta el amor por el trabajo y la familia. En Ecuador es muy difícil progresar económicamente por múltiples razones.  Ser profesional no es garantía de éxito y si bien es cierto que el éxito no necesariamente viene de la mano de una profesión, la combinación de factores como el esfuerzo, iniciativa, visión y astucia es lo que trae como resultado el éxito.

 

En nuestros países pocos llegan a tener una casa propia, auto, vacaciones con la familia, seguro médico o el dinero para pagar la escolaridad de los hijos. Yo era un estudiante de ingeniería que, de tener mucho éxito, ganaría a lo sumo unos 1,500 dólares al mes.

 

No quería conformarme con aquello. Vine el año 2.000 invitado por un tío y me di cuenta del desarrollo de este país. ¡Cómo no maravillarme con sus estructuras y con su orden! Cuando escucho a la gente criticar a los Estados Unidos me gustaría que ellos prueben un poco de lo que es la pobreza y quizás así valorarían más a este gran país.

 

Nada es perfecto, y la verdad es que somos nosotros quienes debemos ser los agentes de cambio, trabajando más, siendo más responsables y sobre todo buscar siempre dar lo mejor de nosotros para dejar en alto nuestra cultura latinoamericana. Este es un país que nos abre sus puertas y lo único que debemos dar a cambio es el respeto a sus instituciones.

 

Soy afortunado, este país me ha dado mucho”. ¿A qué te dedicaste estos últimos 17 años? Él respondió con entusiasmo: “Cuando llegué aquí tuve la gran suerte de conocer a un inmigrante Italiano que no sólo me dio trabajo, sino me enseño el oficio de la construcción y también me apoyó con la Ley I-245 con el cual pude solventar mi situación migratoria.

 

Hay mucha gente buena dispuesta a ayudar con la única esperanza de que un día tú también hagas lo mismo. Pero volviendo al tema de lo que me dedico, puedo decir que a muchas cosas pero mayormente la construcción, pintura y en la actualidad el “Real Estate”. Este último pensé que era una buena opción debido a mi experiencia en la construcción, aunado al hecho de que existe un nicho para agentes inmobiliarios que hablan español.

 

Las razones son diversas, quizás la más fuerte sea que culturalmente las personas que desean comprar una casa se sienten más seguros si quien lo atiende habla  español, ya que puedo explicarle el proceso en su propio idioma, aunque debo admitir que mi primera venta fue a un americano.”

 

¿Dominas bien el inglés? “Para mí fue un reto desde el primer día hablar el idioma. Adaptarse a un país sin saber su idioma para mí resultaba imposible. Pero aquí en Danbury hay una comunidad tan pero tan grande de portugueses que es muy fácil aprender el portugués y es por ello que de la mano de una profesora aprendí los dos idiomas.

 

Todo lo que aprendemos es una herramienta que tarde o temprano usamos” ¿Cuál sería tu mensaje final?: “El mayor éxito es ganarse la vida honradamente. Cuando los demás se refieran a tu persona, que sea siempre para decir algo positivo. Es verdad que la vida no es fácil pero muchas veces somos nosotros mismos los que colocamos los obstáculos. Debemos meternos en nuestra cabeza que estamos por encima de cualquier limitación.”

María Danniella Gutiérrez-Salem ejerció derecho en Venezuela antes de ir tras su propio Sueño Americano y convertirse en escritora en los Estados Unidos. mdgutier@gmail.com.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
May 12, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *