La Historia de JAZMIN LOPEZ

View This Post In: English, Portuguese

American Dream Series

La Historia de JAZMIN LOPEZ

By Maria Danniella Gutiérrez- Salem

Nuestra entrevistada es una joven nacida en los Estados Unidos de padres Puertorriqueños.  Sus padres llegaron a este país siendo unos adolecentes, crecieron en el Bronx de Nueva York donde se conocieron, casaron y concibieron a esta joven de ojos vivaces que parecen hablar por ella.  Jazmín  Lopez se define a sí misma como “Newyorkrican”, un término usado, según me explicó, por aquellos cuyos orígenes son de la “isla del encanto” pero que viven en Nueva York.

¿Qué te motivó a mudarte a Danbury? Me respondió: “Yo quería vivir en un lugar más tranquilo que el Bronx. Mis padres se divorciaron hace muchos años  y mi papa vivía aquí.  Él me dijo hace 7 años que podía mudarme con él y su esposa, con la condición de que continuara con mis estudios. Siempre he querido superarme y por ello desde muy chica decidí estudiar en el colegio técnico de bachillerato “Henry Abbott” para aprender algún oficio. Yo quería ser enfermera pero ellos no tenían  enfermería. Tenían peluquería, algo que también me gustaba y conocía, pues es la profesión de mi madrasta. Así que me decidí por peluquería y cosmetología y estudié por 4 años. Finalmente me certifiqué y en la actualidad estoy trabajando en esta área y estudiando para ser enfermera”.

Son dos profesiones muy diferentes, ¿qué te gusta de cada una? Entonces me dijo: “Ser peluquera y cosmetóloga es una profesión cómoda y rentable, que me permite estudiar. A la gente le gusta lucir bien. Digamos que las personas nunca dejan de invertir dinero en su imagen personal, aunado al hecho de que les gusta cambiar su imagen constantemente, ya sea con un corte de cabello, tiñéndolo o simplemente con un peinado. Este último es  mi oficio favorito, pues considero que los peinados para las bodas o eventos de gala no se le dan a cualquiera y la verdad a mí se me da muy bien. Quizás porque yo me tomo mi tiempo para darles el mejor acabado posible. En cuanto a ser enfermera, siempre me gustó la biología, el trato con las personas y cuento con lo más importante que es la vocación de servicio y un buen temperamento. Ayudar a los demás es algo que vi mientras crecía, mi familia es muy unida. Algunos viven aquí y otros en Puerto Rico pero a pesar de eso siempre estamos conectados. Me encanta mi familia pues cuento con ellos, tanto con mi madre como con mi padre que me protege todo el tiempo. Ellos se han esforzado por que yo entienda que, aunque nací aquí, soy también Boricua.

¿Qué te gusta de los Boricuas y que te gusta de este país? Con alegría respondió: “Los boricuas no pueden vivir sin reír, su sentido del humor me fascina. Además imprimen alegría en todo lo que hacen, con música, con baile. Siempre encuentran la manera de darle la vuelta a todo. El Puertorriqueño no sabe estar triste. Las veces que fui, disfruté de los ricos platos: mofongo, bacalaitos y hasta los mangos parecían tener un sabor diferente. En mi primer viaje entendí que Puerto Rico es la “isla del encanto”, pues no puedes olvidarla, se mete en tu corazón y tu amor para siempre. Sin embargo, también amo mi país, pues aquí mis padres se conocieron, crecí, me estoy educando y aquí lograré triunfar como profesional.

 

¿Cuál sería tu mensaje final?: “Una sonrisa puede cambiarlo todo, debemos ser agradecidos con lo que tenemos y nunca olvidar agradecer a quienes nos tienden la mano. Nuestros padres lo merecen todo, pues ellos lo dan todo sin esperar nada a cambio. Sin ellos no imagino la vida, ¿quién me protegería o amaría infinitamente? Por eso nada es más, es importante valorarlos”.

María Danniella Gutiérrez-Salem ejerció derecho en Venezuela antes de ir tras su propio Sueño Americano y convertirse en escritora en los Estados Unidos. mdgutier@gmail.com.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
November 8, 2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *