La Historia de Dennis Diaz

View this post in other languages: English, Português

American Dream Series, News

La Historia de Dennis Diaz

By Maria Danniella Gutiérrez- Salem Abogada Extranjera – Venezuela

Nuestro entrevistado de hoy se llama Dennis Díaz, originario de Rio Piedras, Puerto rico, quien llegó a EE.UU. cuando tenía 9 años.

¿Cómo fue ese cambio para ti? La verdad fue difícil, pues la familia se vio separada por un tiempo. Mi padre vino primero a trabajar con una empresa tabacalera. Reunió el dinero suficiente y entonces nos trajo a mi madre, hermano y a mí a Connecticut.  Él deseaba brindarnos un futuro diferente, quería que estudiáramos.

¿Fuiste a la universidad? “Sí, pero por motivos económicos no pude continuar. Viví momentos muy difíciles pues muchas veces no tenía dinero para trasladarme o pagar el dormitorio. La ayuda económica solo me alcanzaba para libros y clases. Estaba estudiando negocios y para ser piloto de helicóptero, no pude terminar pero decidí enlistarme. Quería servir a este país y en el momento me pareció que ser un Marino me permitiría muchas cosas que la verdad eran inalcanzables para mí”.  ¿Cosas cómo cuáles? “Conocer otros países. Aprender disciplina y valores que te imparten. Me enlisté como Marine poco después de los 18 años.  Formé parte de la invasión de Irak.  Durante la operación iraquí y la libertad duradera, me asignaron a la infantería Lima 3/7. Nuestro objetivo principal de la misión era obtener información. También organizamos y ejecutamos varias misiones humanitarias para reconstruir Irak con la ayuda de las focas de la Armada.” ¿Puedes ser más explícito? “Cuando se trata del gobierno federal, lo que antes expresé es todo lo que estoy en libertad de decir”.

¿Cuánto tiempo fuiste Marino? “Estuve activo por 4 años y luego pedí la baja”.

¿A qué te dedicaste luego? “Al, principio fue un poco complicado ajustarme a la vida civil. Regresé a la universidad, pero me enfermé y luego al recuperarme decidí que necesitaba producir dinero. Busqué un empleo como conductor de camiones, que tampoco fue fácil pues no pase la primera vez el examen de la licencia.  Trabaje como conductor de camiones por aproximadamente tres años. Ese trabajo me permitió conocer mucha gente y me cambio la visión de mi vida. Empecé a entender la importancia de ser un emprendedor. Me hice responsable de mi destino. Con el dinero que ahorré compré un camión e inicie un negocio en el cual no solo brindo un servicio con mi camión, sino también conecto conductores con clientes y gano una comisión por hacerlo.  Así mismo creé una fundación sin fines de lucro ‘I.E. Empoderamiento de Seminarios’ pues siento que tengo la misión de ayudar a otros jóvenes a prepararse para ser emprendedores. Contamos con una serie de seminarios para lograrlo”.

¿Tienes hijos? “Sí, soy padre de Luis que tiene 10 años y una niña de 9 años, Melanie. Ellos son mi razón para continuar y no rendirme nunca. Solo mirar su rostro me llena de dicha. Son lo más increíble que me ha pasado en vida.  Todos los años mis hijos son los encargados de establecer y ejecutar una campaña para ayudar a los sin techo. Cada año donamos 12 horas de nuestro tiempo en el día de acción de gracias para servir esta causa. También construí un programa de becas para niños y adolescentes entre 10-17 años donde pueden competir y ser premiados con becas”.

¿Cuál sería tu mensaje final? “Estudiar es muy importante pero sólo cuando lo haces con un objetivo y no simplemente para obtener un título. Somos dueños de nuestro destino y son nuestras acciones quienes mejor nos definen. No puedes ser una buena persona sin hacer algo por los demás. No te quejes, actúa y ayuda a otros”.

María Danniella Gutiérrez-Salem ejerció derecho en Venezuela antes de ir tras su propio Sueño Americano y convertirse en escritora en los Estados Unidos. mdgutier@gmail.com.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
December 7, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *