La Historia de Dayana Delima

View this post in other languages: English, Português

American Dream Series, Series del Sueño Americano

La Historia de Dayana Delima

By Maria Danniella Gutiérrez- Salem Abogada Extranjera – Venezuela

Nuestra entrevistada es procedente de Recife, capital de estado de Pernambuco en Brasil. Su nombre es Dayane DeLima. Llegó a Estados Unidos en el año 2001.

¿Cuéntame el principio de tu historia en Estados Unidos?

“El principio fue un tanto complicado, pero con un final feliz. Mi hermana tenía un negocio muy exitoso en Brasil que luego de algunos años lamentablemente fracasó. Ella es una mujer con un corazón de oro, trabajadora y super emprendedora. Decidida a empezar de nuevo se vino a Estados Unidos y compro una franquicia de pizzas muy reconocida.

Mi hermana ha sido como una madre para mí, es por ello que cuando se estableció aquí tomó la decisión de traerme. En ese momento yo aún era una adolescente, por lo que me adapte rápidamente al estilo de vida en este país. Terminé la escuela de bachillerato, pero no pude continuar estudiando en la universidad pues era muy costoso, aunque en la actualidad retomé mis estudios universitarios. Las cosas hay que terminarlas me repito a mí misma y a los demás.”

¿Cuéntame de tu vida laboral?

“La verdad es que he tenido varios tipos de empleo. El primero fue en la pizzería de mi hermana, luego fui mesera y también laboré por varios años en un prestigioso banco. En este último empleo ocupé diferentes cargos, pues fui promovida en diferentes oportunidades. Este quizás fue mi trabajo más satisfactorio por el ambiente de trabajo, el aprendizaje y la oportunidad de superarme a nivel profesional. Recuerdo como si fuese hoy cuando siendo mesera del restaurant la gerente del banco me dio su tarjeta. Yo no me animaba a llamarle, pero una compañera del trabajo me animó. Qué bueno que lo hizo. Durante esa época de transición entre el trabajo de la pizzería y el banco, conocí a quien hoy es mi amigo, esposo y socio.”

¿Explícame esa manera en que describes a tu esposo?

“Bueno lo que ocurre es que mi esposo y yo inicialmente fuimos amigos. Hoy me resulta simpático recordar que diferíamos en la mayoría de las opiniones como quizás lo seguimos haciendo pues nuestras personalidades son muy diferentes. Él es tímido y no siempre expresa las cosas, pero es un hombre bondadoso y sobre todo muy honesto. Existen puntos de encuentro en nuestras vidas. Ambos venimos de relaciones familiares un tanto complicadas. Él es de Brasil y, al igual que yo, deseaba mucho superarse en la vida. Todo esto nos fue uniendo y hoy somos esposos y contamos con la bendición de un hijo, que es lo mejor que la vida nos ha dado. Nuestro hijo es nuestro motor, la razón para no mirar atrás y a veces hasta para sanar heridas del pasado. Nuestro hijo saca lo mejor de ambos. Desde que vino al mundo todo cambio. Yo nunca pensé que se pudiera amar tanto. Ahora es muy difícil para mí imaginarme sin mi hijo. La verdad es que el sentimiento es indescriptible. Simplemente agradezco a Dios por regalarme la oportunidad de tener mi propia familia. Como pareja tenemos desavenencias como todos, pues no todos los días son soleados, y también se necesita lluvia para aprender a fortalecernos. Siento que no existe nada que pueda detenernos si trabajamos en equipo. En cuanto a ser socios, yo nunca soñé con un restaurante. Pero a veces los sueños te encuentran y eso fue lo que nos pasó. Estando de vacaciones nos propusieron una sociedad. No fue fácil iniciar la aventura, pero mi esposo siempre ahorró, ambos teníamos un buen crédito y además contábamos con esta persona que nos dio la oportunidad de ser sus socios. Hemos trabajado arduamente en nuestro restaurante, tratando de ofrecer un concepto innovador, comida saludable, buen servicio, generar empleo y además servir a nuestra comunidad. Todo es posible cuando se trabaja duro y con honestidad. Sin saberlo todos mis trabajos me prepararon para ser una emprendedora.”

¿Cuál sería tu mensaje final?

“La gente no entiende que primero se aprende y luego se construye. Quieren obtener todo de una y así no funciona. Yo nunca pensé que dedicaría tanto tiempo a un lugar, pero estoy orgullosa de haberlo hecho pues lo que hemos construido lo hemos hecho juntos. Estoy muy orgullosa de ello y es que como dije antes: no era mi sueño, pero se convirtió en mi sueño, el gran sueño americano. Si es posible lograrlo.”

María Danniella Gutiérrez-Salem ejerció derecho en Venezuela antes de ir tras su propio Sueño Americano y convertirse en escritora en los Estados Unidos. mdgutier@gmail.com.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
May 23, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *