La Historia de David Ostermayer

view this post in other languages: English, Português

American Dream Series

La Historia de David Ostermayer

By Maria Danniella Gutiérrez- Salem

Nuestro entrevistado de hoy es David Ostermayer.

¿Tienes un apellido alemán pero tu español es perfecto, ¿cuéntame el motivo? “Mi padre es alemán de primera generación, por ese motivo mi apellido es alemán, pero debo admitir que mi alemán es muy básico. Sin embargo, en caso del español, mi madre nació en Bogotá, Colombia, y emigro en busca del sueño americano a este país. Crecí conociendo ambas culturas, sin embargo, debo admitir que compartí más con la familia de mi madre y es por ello que mi español es mucho mejor que el alemán.”

¿Cómo se conocieron tus padres?” Ellos se conocieron cuando ambos trabajaban en la oficina postal. Mi madre es una mujer entusiasta, comunicativa, generosa, siempre dispuesta a ayudar a otros y mi padre un hombre muy centrado, organizado y metódico. Creo que ellos se complementan. Los admiro a ambos pues son personas que comparten el valor de la familia. Para ambos la familia es primero y no existe sacrificio grande si es por la familia.”

¿Consideras que tu crianza fue diferente de la de tus amigos? “Nací y me criaron en Stamford, he vivido en Connecticut toda mi vida y para ser completamente honesto creo que cada familia es un universo diferente. Lo que si puedo decir es que mi madre es una persona muy afectuosa y eso siempre me ha parecido un rasgo muy latino. Siempre trata de ver lo mejor en todo y mantener la unidad de la familia. Las celebraciones por más pequeñas que sean se convierten en todo un evento cuando ella está involucrada. Pero debo decir que también está el lado de los compromisos y lo correcto. Mi madre, aunque amorosa, si yo hacía algo malo, sabía que ella no lo dejaría pasar, pues la disciplina siempre estuvo presente. Asimismo, debo hablar de ese sentimiento de contar con los padres para cualquier cosa y es que mis padres han estado conmigo en las buenas y en las no tan buenas, nunca he sentido temor o vergüenza de pedir ayuda cuando la he necesitado, pues crecí entendiendo que la familia está siempre para ti.”

¿A qué te dedicas? “En la universidad estudié una carrera relacionada con Administración, luego realicé un posgrado en cuidado de la salud y finalmente una certificación para residencia de ancianos, o geriatría, creo que es la traducción en español.”

¿Porque decidiste trabajar en el área geriátrica? Mis padres trabajaban y mi abuela paterna vivía con nosotros, ella contribuyó en gran parte con mi crianza, pienso que mi amor por mi abuela me hizo comprender cuanto necesitan los ancianos de cuidados especiales, sentirse seguros e incluidos. Siempre me ha gustado ayudar a los demás, así que mi trabajo me permite sentirme muy bien conmigo mismo pues encontré una ocupación donde puedo marcar la diferencia al hacer algo por otros. No se trata de la responsabilidad solamente, se trata de dar lo mejor de ti. Cuando trabajas en una institución para ancianos te conectas con un aspecto muy importante de la vida y es que todos vamos a ser ancianos y a depender en mayor o menor medida de otros.

¿Cuéntame de tu familia? Tengo una esposa muy especial a quien admiro muchísimo, pues ella tiene mucha fortaleza. Además, tiene una cualidad que no creo que sea muy común y es que ella siempre hace las preguntas correctas ya sea para conocer a una persona o para ayudarte a buscar la respuesta que necesitas a un problema. De verdad que no puedo explicar con simples palabras cuanto ella ha aportado a mi vida. Soy afortunado y tengo mucho que agradecerle, en especial el convertirme en padre de una niña y un niño. Ahora puedo entender tantas cosas, una de ellas es que te reinventas para ser una mejor persona pues ya no estás solo, tienes una responsabilidad que está por encima de ti.  Mi esposa e hijos mueven mi vida en la dirección de su felicidad. Quiero que nuestros hijos crezcan sintiéndose amados y entendiendo que tanto su madre como yo estaremos siempre para ellos y es que cuando eres padre es como si el egoísmo ya no tuviera lugar en tu vida pues ellos están primero. ¿Cuál sería tu mensaje final? “Todo cuanto hacemos es el reflejo de nuestros padres y luego lo será en nuestros hijos, es por lo que no debemos dar un paso sin pensar en las consecuencias. No olviden nunca que la familia es lo primero.

María Danniella Gutiérrez-Salem ejerció derecho en Venezuela antes de ir tras su propio sueño americano y convertirse en escritora en los Estados Unidos. Ella también es una agente con licencia de bienes raíces, y puede contactarse con ella en maria@ctdreamhouse.com o llamando al 475-289-1461.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
July 19, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *