La Historia de Britta Pedersen

View this post in other languages: English, Português

American Dream Series

La Historia de Britta Pedersen

By Maria Danniella Gutiérrez- Salem Abogada Extranjera – Venezuela

Nuestra entrevistada de hoy es Britta Pedersen, quien es procedente de la ciudad Dusseldorf Alemania. ¿Qué te motivó a venir a Estados Unidos? “Me motivó el deseo de aprender inglés. En Alemania yo trabajaba como higienista dental pero deseaba superarme, y aprender otro idioma era una buena herramienta para lograrlo. Vine hace ya casi 28 años como niñera, un trabajo que me permitía estudiar. Me gustó mucho el país y con el tiempo conocí a quien hoy es mi esposo, un hombre maravilloso cuyos padres también son inmigrantes. Nos casamos y tenemos dos hijos de los cuales me siento muy orgullosa. Ambos hemos tratado de ser un buen ejemplo para los dos. Ellos han crecido dentro de la diversidad y viendo cómo su padre y yo nos superamos con trabajo arduo.”

¿Háblame un poco más de tus trabajos? “Después de ser niñera, trabajé en un restaurante por 2 años, luego como chofer de autobús escolar, un puesto que me permitía pasar tiempo con mis dos hijos, pero luego de diez años me encontré con ganas de continuar creciendo y entonces decidí emprender la aventura de obtener mi licencia en bienes raíces.”

¿Cómo surgió esa idea de cambio? “Mi esposo tiene muchos años dedicado a la construcción y es por ello yo siempre estuve familiarizada con el medio. Por otro lado, tenía una amiga que al igual que yo estaba en busca de algo diferente que nos diera la oportunidad de evolucionar económicamente y a la vez de disfrutar nuestro trabajo. Fue así como nació el equipo soñado. Yo obtuve la licencia primero y tres años después lo hiso ella. Empezamos con una destacada compañía de bienes raíces con quienes trabajamos por más de una década y en la actualidad tenemos nuestra propia compañía de bienes raíces ‘Dream House Realty’”.

¿Qué las hizo tomar la decisión de independizarse con su propia compañía? “Todo en esta vida tiene un ciclo y el nuestro se cumplió. Debíamos emprender un nuevo camino y es así como después de algunos años volvimos abrir una oficina en 403 Main Street, Danbury. Esta semana cumplimos un año de estar nuevamente en una comunidad que nos conoce, estamos orgullosas de pertenecer y contribuir con su desarrollo.”

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo en bienes raíces? “La oportunidad de ayudar a otros a conseguir ese lugar al que llamaran hogar. Todos merecemos tener nuestra propia casa, un lugar donde crezcan nuestros hijos, y donde puedan jugar en la seguridad de su propio jardín. Las casas cuentan la historia de sus dueños en cada una de sus paredes, ya sea con retratos, los arreglos que les vamos haciendo poco a poco o los momentos vividos en ella. Constituyen además un mensaje para los hijos. Les dejas saber que siempre tendrán un lugar. Durante estos años entendí lo importante que es no solo hacer tu trabajo sino dar lo mejor de ti. Hemos tenido muchos clientes que llegan a esta área pues han sido reubicados por su trabajo. Nosotros no solo les conseguimos esa primera casa para alquilar. Los orientamos para que puedan acudir con las personas adecuadas y tramitar su licencia de conducir o cualquier otro documento que requieran. Por otro lado, también les ensenamos el camino para lograr ser propietarios de su casa.

¿Qué ha sido lo más difícil de ser una inmigrante? “Creo que lo más difícil fue el confiar. En mi cultura toma tiempo para que tú puedas llamar a alguien amigo. Digamos que no somos tan amigables como en América. La gente no busca conversar contigo sin que alguien te presente.”

¿Qué extrañas de Alemania? “Extraño a mi familia, la comida y la cerveza. Aunque pasaron tantos años yo no olvido sus sabores.”

¿Qué es lo mejor que te ha ocurrido en este país? “El hecho de que tanto yo como mi esposo tengamos nuestro propio negocio. Somos propietarios de nuestra casa y tenemos la oportunidad de enviar a nuestros hijos a la universidad, cosas que seguramente en Alemania no hubiésemos logrado. Este es el país de las oportunidades, yo soy una prueba viviente de ello.”

¿Cuál sería tu mensaje final para nuestros lectores?  “Sí decides vivir en América, pues entonces vive al estilo de los estadounidenses. Con esto no quiero decir que olviden sus raíces, pero aprendan el idioma y adáptense. Valoren lo mucho que este país tiene para dar.”

 María Danniella Gutiérrez-Salem ejerció derecho en Venezuela antes de ir tras su propio Sueño Americano y convertirse en escritora en los Estados Unidos. mdgutier@gmail.com.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
April 18, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *