Nothing Left Unspoken – Banda Líder de Rock Cristiano en el Ridgefield Playhouse

View this post in other languages: English, Português

Agenda

Nothing Left Unspoken – Banda Líder de Rock Cristiano en el Ridgefield Playhouse

By Emanuela Palmares

Unspoken es una banda cristiana estadounidense, con un sonido pop sin complejos, una producción aventurera y armonías vocales complejas, todo mezclado con las influencias internacionales de la banda (el guitarrista Mike Gomez es oriundo de República Dominicana y el baterista Ariel Muñoz de Puerto Rico). Su primer álbum Centricity Music vendió más de 100.000 copias físicas y generó cuatro singles top ten y fue también número uno.

Pero es el enfoque honesto de los miembros de la banda con los altibajos de una caminata con Cristo lo que cautiva a las audiencias, permitiéndoles tocar la música que aman para millones.
El nombre de la banda proviene de un compromiso con “vivir vidas que son testimonios tácitos del amor y el poder de Dios, y hablar lo que muchas veces no se dice. En esos deseos emparejados nacen canciones de esperanza que celebran el viaje de cada creyente y brindan una brillante esperanza para cada nuevo día “.

“Pensar 13 años atrás, cuando estaba luchando contra las drogas y el alcohol de una manera muy seria, y luego pensar que algún día tendría esposa e hijos y una familia sólida y una vida hogareña y luego tocar música como modo de vida, Dios es seguramente capaz de hacer más de lo que pedimos o imaginamos”, explica Chad Matson, vocalista principal.

La banda se unió después de que el cantante principal, Matson, conoció al guitarrista Mike Gomez en un viaje misionero a la República Dominicana. Nacido y criado en un hogar cristiano, Matson no siempre fue caminante. Después de luchar con la adicción a las drogas y el alcohol durante años, decidió realizar un viaje misionero para reconstruir su relación con Dios.

“Básicamente pasó de las calles hacia el altar”, compartió el baterista Ariel Muñoz, quien se unió a la banda hace 13 años, en una entrevista exclusiva con el periódico Tribuna.

Él dice que mientras estaban en la República Dominicana, Matson y Gomez se cayeron bien, ya que ambos eran músicos, entonces grabaron un par de canciones y crearon un CD de demostración. Cuando volvieron a casa, se les animó a participar en un concurso de música en Nashville, TN.

En la misma competencia de Nashville, Muñoz conoció a Matson en un baño; dos años después, Matson lo llamó buscando un baterista.

Muñoz es el hijo de un pastor en Puerto Rico y creció en una iglesia, pero como Matson, no siempre fue caminante.

“La otra cosa que [Matson y yo] compartimos en común es que tuvimos padres que oraron implacablemente por nosotros; plantaron la semilla de Dios en nuestros corazones. Sabíamos que Él nos estaba cuidando, que teníamos un propósito que aún no habíamos encontrado”.

Muñoz dice que ser un artista en la escena de la música cristiana es muy diferente de la corriente principal, ya que tiene experiencia en ambos mundos. Él dice que hay un deseo mucho más profundo de priorizar lo que más importa.

“Me encanta la música, pero amo más a mi esposa, amo más a mi familia. Mi fundamento es la Biblia y dice que uno primero debe honrar a su familia. Amar a Dios, amar a la familia y amar a la gente. Eso es algo que intentamos hacer como banda, en ese orden”, dijo, agregando: “Es un privilegio poder hacer lo que hacemos”.

Si usted es un fanático, o si nunca has escuchado de Unspoken pero le gustaría escuchar su música y su mensaje, visite el Ridgefield Playhouse el sábado, 30 de junio de 2018, a las 8pm como parte de Series de Rock Pepsi de Xfinity, y patrocinado por Family Institute of Connecticut.

Los boletos se pueden comprar llamando al Ridgefield Playhouse al 203-238-5795 o visitando ridgefieldplayhouse.org.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
June 6, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *